Escuela alemana de grafología, Grafología

Robert Heiss y las tres imágenes.

Robert Heiss asimilaba el estudio o análisis grafológico a una radiografía en tanto que no debía mirarse lo escrito sino atravesar lo escrito, mirar a través de lo escrito.

Esto si bien parece pura semántica, va a tener un rol fundamental en Heiss para la clasificación, análisis e interpretación.

El hecho de escribir y el hecho escrito

Heiss entendía la escritura desde dos aspectos, uno activo y otro pasivo, la acción o hecho de escribir por un lado y el acto o hecho escrito por otro.

El hecho de escribir implica la reconstrucción de las expresiones del movimiento como manifestación anímica del sujeto.

Es el estudio del aspecto dinámico de la escritura

El hecho escrito implica el estudio estático de la escritura, visualizada como un arte. Es el resultado del movimiento ya acabado en el espacio y la concepción de las formas o modelos que se quieren representar.

Movimiento – Espacio – Forma

Robert Heiss fundamenta su teoría en la filosofía de Nicolai Hartmann quien en su concepción ontológica comprende la vida como compuesto por estratos o capas que van de la más profunda a la más superficial o externa.

En la capa más profunda encontramos la física que incluye todos los seres animados e inanimados, luego irán apareciendo capas que va distinguiendo el ser inanimado en el ser animado, esta es la capa biológica, aquí podemos incluir las plantas, los animales y al hombre, en la siguiente encontramos la capa anímica que separa las plantas de los animales y el hombre y finamente la espiritual que separa al hombre de los demás seres vivos. Luego dentro del estrato espiritual aparecen otras capas que van separando a los hombres entre sí hasta llegar al ser individual.

Robert Heiss aplica la misma teoría a la escritura dividiendola en capas, siendo la más profunda la del movimiento, luego el espacio y finalmente la forma que distingue la personalidad e individualidad.

Así el estudio grafológico comprende el estudio de la imagen del movimiento, la imagen del espacio y la imagen de la forma.

Imagen del movimiento

El estudio de la imagen del movimiento es el estudio más profundo y más difícil de determinar por el neófito o el que se inicia en grafología.

Refiere así mismo no sólo a la manifestación anímica como se señaló ut supra, sino también a la naturaleza vital del individuo, lo que en cierto modo podemos asimilar a lo que klages denominó estudio del alma pero desde una perspectiva más profunda, sin ingerencia del exterior.

Imagen del espacio

El estudio de la imagen del espacio refiere al manejo y manifestación de esos movimientos en el espacio ambiental.

Como maneja su espacio vital y su relación con el entorno.  Cómo se ordena externa e internamente.

Imagen de la forma

Y finalmente la forma es la síntesis de la personalidad, reuniendo aquellas características del impulso gráfico, imagen del movimiento, la estructuración de esos movimientos en el espacio y el manejo del espacio gráfico, con el módelo de conducta que se quiere plasmar.

En la forma interviene no sólo el impulso gráfico sino un modelo o idea a plasmar y como expresarlo o manifestado de la manera que el individuo considera más oportuno o conveniente.

Clasificación de los aspectos gráficos

Esto da paso a la clasificación de los aspectos gráficos en estas tres imágenes.

Aspectos gráficos que comprenden la imagen del movimiento

La imagen del movimiento que comprende desde dónde se impulsa y hacia dónde se dirige el trazo y las formas que ira adquiriendo, las curvaturas, las rectas, los ángulos, como va a ligar los trazos unos con otros, y la velocidad con que se desarrolla el movimiento gráfico. Todo esto tiene que ver con el desplazamiento o movimiento motor.

Aspectos gráficos que comprenden la imagen del espacio

La imagen del espacio comprende todo lo referente al espacio ocupado, cómo se ocupa el espacio, ya sea con movimientos grandes o pequeños, dejando espacio entre letras, palabras y renglones u ocupando dicho terreno, la relación con los márgenes, hacia que zonas se desplazan las líneas. Ritmo de la distribución.

Aspectos gráficos que comprenden la imagen de la forma

Y finalmente la imagen de la forma comprende la individualización de la expresión gráfica, si se intenta seguir un modelo caligrafiado, la simplificación del modelo, el enriquecimiento u ornamentación del modelo. El ritmo de la conformación.

El estudio del grafismo – Primer análisis

Riqueza o pobreza de elementos

El estudio por separado de cada imagen nos revelará si en esa área profunda del ser la escritura expresa ser rica en los elementos que la componen o bien será pobre en los elementos que la componen. Así por ejemplo una escritura con pocas variaciones escriturales, esto es lo que llamaríamos escritura regular, será pobre en elementos del movimiento, y por lo tanto habrá pobreza en las variaciones anímicas.

El fluir rítmico de los elementos

A este primer análisis debemos agregar el fluir rítmico como oposición a la inhibición, y que de modo alguno debe confundirse con la riqueza de los elementos. Podemos estar ante una persona de pocas variaciones anímicas (generalmente por el predominio de la imagen de la forma) con un fluir rítmico bien desarrollado, expresiva y espontánea.

La escritura rítmica, fluida, será más expresiva que la inhibida ya sea por no estar desarrollada o por encontrarse perturbada en su desarrollo.

De este modo se suele visualizar claramente como duales las imágenes del Movimiento – Forma.

Cuando estas se presentan en equilibrio generalmente resulta en un equilibrio psico físico del individuo.

Modificación que hemos introducido a la teoría de R. Heiss

En mis cursos, ya en la primera lección introductoria, y antes de empezar a conocer los géneros gráficos, damos a conocer estas tres dimensiones de análisis de R. Heiss, pero con alguna variación conceptual y agregando una cuarta imagen.

Como se compone o estructura la escritura.

Entendemos que la escritura y cualquier grafismo se compone de 4 elementos básicos.

Movimiento

Un movimiento – el impulso motor entendido como lo entiende R.Heiss, y sin el cual la mano no se desplazaría sobre la hoja.

Forma

Una forma – que conduce la mano, guía el impulso motor hacia logro de un fin, plasmar el grafismo, dibujo o letra y que como señala Heiss esta referenciado al modelo concebido que se quiere plasmar.

Espacio

Un espacio sobre el cual se desarrollará esta acción y que será ocupado en más o en menos por la expresión gráfica.

Presión

Y una presión, o impresión gráfica, sin la cual estaríamos ante movimientos aéreos. Se necesita el contacto con el ambiente o espacio para que dicha acción gráfica quede plasmada en el papel o soporte.

Vemos que el aspecto presión lo hemos sacado de la imagen de la forma a la que ubicaba Heiss para posicionarla como un elemento de la escritura.

Estos cuatro elementos funcionan o se interrelacionan como dos binomios.

Tenemos por un lado el binomio Movimiento-Forma y por otro el binomio Espacio-Presión.

Relación o binomio Movimiento – Forma

La relación Movimiento – Forma la comparamos con la relación desde el punto de vista de la psiquis con el Ello y el Yo y que Freud simbolizaba en la imagen del jinete y el caballo. Dónde el movimiento es el impulso animal, refiere a lo pulsional y temperamental, mientras que la forma, es el jinete que conduce y guía el caballo a la dirección deseada.

Relación o binomio Espacio – Presión

La relación Espacio – Presión es la relación entre lo manifestado y exteriorizado al ambiente y lo callado o interiorizado, lo que por algún motivo se decide no expresar.

Es en lo manifestado, es decir en la impresión gráfica dónde mejor vemos la distinción y relación entre movimiento y forma. En el espacio generalmente encontramos un predominio del movimiento sobre la forma, el desplazamiento sobre la hoja es más libre y no encuentra resistencias en el ambiente. Hay por lo tanto en el espacio en blanco una acción pero esa acción no se expresa. Es una acción interna de reflexión, interrupción, censura.

Luego estos binomios que actúan en una interacción recíproca participará en los otros aspectos gráficos.

Conclusión

Esta perspectiva va a tener mucha incidencia al momento de hacer la interpretación del grafismo y fundamentalmente hemos encontrado aquí el punto de anclaje de nuestra interpretacion sobre el inconsciente reprimido.

Escuela alemana de grafología, Grafología

Klages y la ciencia de la apariencia

Klages, siguiendo a Goethe, hace hincapié en la ciencia de la apariencia, de ahí construye su teoría gestáltica de visión integral del escrito y la clasificación en 5 niveles de forma como mínimo según él mismo expresa.

Si no conoces la teoría rítmica de Klages te recomendamos previamente hacer Click aquí y luego regresa

Por que Klages entiende que los sentimientos son objetivos?

Para Klages el sentimiento es algo objetivo, lo que es subjetivo o que llamamos como subjetivo es la preferencia.

En otras palabras, en una lógica casi Aristotélica, Klages está diferenciando el sentir del percibir.

Los sentimientos son diferentes de la percepción

La percepción, es lo que Klages llama como preferencia, y aquí es dónde recae la subjetividad del sentimiento, pero el sentimiento es objetivo.

Ante la posible crítica de que el sentimiento es subjetivo porque los sentimientos se presentan en un sujeto, con sus cualidades propias que recibe el impulso del sentimiento

Klages contesta y cito:

“Incurriría en error si opinara que un sentimiento debe llamarse subjetivo porque exige necesariamente un sujeto que sea, por así decir, un escenario dónde pueda presentarse; naturalmente esto sería válido también para todo pensamiento y por tanto implicaría la consecuencia siguiente: el juicio dos más dos son cuatro tiene simplemente valor subjetivo porque precisa un sujeto que lo piense”.

En otras palabras, el sentimiento es independiente del sujeto que los experimenta, en otras palabras la experiencia del sentimiento tiene que ver con la percepción más que con el sentimiento en sí.

“quien contempla una estatua hermosa ¿Qué es lo que encuentra propiamente hermoso, la cosa contemplada o al contemplador mismo?”

Nos dice Klages que la persona no se siente bella ante la belleza de la estatua ni feo ante la fealdad de la lepra, aunque ante esos sentimientos es natural que experimente un “estado de ánimo” que dará lugar a la preferencia por determinados sentimientos.

Desajuste entre sentimiento y percepción

Si la preferencia no se ajusta a la objetividad de los sentimientos, por ejemplo, si pienso que una pintura hecha por mi, que nada sé sobre pintura, es más bella que la de un Picasso o un Miguel Angel, estaré ante una falsedad de juicio, y deberé indagar cual es la causa de ese error en la valoración. En otras palabras, deberé indagar en porque hay un error de percepción.

Los errores en la percepción – el alma se arraiga en el sentimiento y el espíritu en la experiencia.

Para Klages los errores en la percepción están fundamentalmente en las experiencias pasadas, ya sea por excesos o por falta. Estas van forjando el espíritu. Es por esto que el espíritu se vincula a la subjetividad. Y es de aquí, que la aprehensión instintiva para Klages tenga mayor valor sentimental y por ende objetivo, pues carece de las subjetividades de las preferencias que surgen en los análisis. Cuando analizo, comparo, cuando comparo lo hago con experiencias y las experiencias reflejan mis preferencias.

Un ejemplo que nos pone Klages es el siguiente:

“Si yo no hubiera experiemntado aún que el orden puede ser agradable y el desorden desagradable, no estaría en condiciones de captar el sentido de la palabra “espíritu de orden” y ni siquiera sería capaz de darme cuenta que yo carezco de tal espíritu”.

“La educación y el ambiente se unen constantemente para imponernos falsas normas”

Las costumbres son capaces de alterar la percepción del sentimiento.

Pero decíamos que la percepción se vincula al estado de ánimo que nos genera un sentimiento.

Causas del error de percepción

La primera fuente del engaño o del error, es estar demasiado cercanos a su objeto, por ejemplo, el amor y el odio ven exclusivamente un solo lado: el odio su aspecto considerado malo, el amor su “bien” y dejan lo demás sin atender.

En un análisis polémico y controversial, nos dice Klages que el amor que une, en igualdad de circunstancias, engaña más que el odio que separa.

Si bien ambas son parciales y muestran una sóla cara de la moneda, entiende junto con Goethe que el odio mantiene el objeto ante sus ojos a pesar de juzgarlo de un modo unilateral, en ese juicio, unilateral al menos será acertado.

En cambio el amor se contenta con un hecho de ínfima significación para celebrarlo. Por lo que el amor es el verdadero elemento del engaño.

La segunda fuente de error según Klages reside en las medidas defensivas que toma el amor propio, contra toda merma del sentimiento autoestimativo.

Es decir si el amor es un importante elemento de engaño, el amor propio lo es más.

Así, el vanidoso que se irrita con violencia ante la indignación, concluye en una completa deformación de los hechos.

Debemos aclarar que Klages no nos invita a no sentir amor, fundamentalmente el propio, lo que nos dice es hacerlo en la medida justa. No hacerlo unilateralmente, sino abarcando los dos polos, con mesura, equilibrio y armonía, sin excesos.

Podemos ver aquí un punto de encuentro entre la teoría de Klages y la de Roda Wieser

Si quieres saber más sobre el ritmo base de Roda Wieser te recomendamos hacer Click aquí

Aunque si no conoces la teoría de Klages del ritmo y el compás antes haz click aquí

Relación con la grafología

Para el grafólogo = La primera impresión – visión gestáltica de la escritura a analizar.

Quien quiera determinar el contenido intuitivo de una escritura debe, ante todo, dejar de lado sus propias predilecciones o preferencias, no debe siquiera interesarle si es legible o ilegible, no debe considerarla sino unos movimientos gráficos expresivos del alma del sujeto.

Para el sujeto escribiente = el análisis

La principal referencia a la relación sentimiento – percepción según Klages se manifiesta en la proporción de la distribución de la masa gráfica, la regularidad y la irregularidad como expresiones de mayor o menor emotividad que permiten la justa valoración del sentimiento o la distorsión perceptiva por preferencias.

Cuando hablamos de proporción, hablamos tanto del cuerpo de las palabras como de los espacios que recortan su fondo, causando la impresión gráfica ya de un equilibrio, ya de un conflicto.

Proporción y ritmo

Esto debemos unirlo e identificarlo al ritmo siempre presente en todo análisis para Klages.

Así una escritura proporcionada y rítmica nos hablará de calma, serenidad, contemplación y armonía.

La proporción arrítmica nos hablará de indiferencia, apatía, insensibilidad.

La desporporción rítmica, nos hablará de delicadeza, finura de sentimientos, impresionabilidad, sensibilidad, espíritu alerta.

La desproporción arrítmica nos hablará de excitabilidad, irritabilidad, susceptibilidad, agitación, inquietud, inestabilidad, curiosidad y capricho.

Si quieres saber más sobre la escuela rítmica alemana haz click aquí.

Escuela alemana de grafología, Grafología

Ritmo de base de Roda Wieser

En esta oportunidad es el turno de Roda Wieser, seguidora de Klages, al concepto de ritmo de Klages va a incorporar la noción de Ritmo Base.

Antecedentes del ritmo base.

Roda Wieser llega a la noción de ritmo base estudiando la escritura de criminales distinguiéndola de los no criminales.

No es intención aquí de hablar de la escritura de los criminales, puesto que la misma autora posteriormente se retracto de dichas generalizaciones, sin embargo no así de sus aportes.

Para ello, se va a centrar en las características en común, universales que tienen las escrituras de los criminales, distinguiéndolas y diferenciándolas de los no criminales.

Ciencia de la apariencia y ciencia objetiva.

Nos dice Roda Wieser, que mientras Klages se centró en la ciencia de la apariencia – el ritmo entendido como manifestación del alma, ella va a centrarse en la ciencia objetiva, la universalidad, la regla, lo que según Klages se traduciría en las manifestaciones del espíritu, lo genérico.

Klages se centraba en el alma, Roda Wieser se centrará en el espíritu.

Para Klages, en una visión Roussoniana, entiende que el hombre es bueno por naturaleza. El hombre que sigue los designios de su alma, el hombre primitivo, sólo puede ser bueno y bondadoso, carente de toda maldada, y es la sociedad, la industrialización, las experiencias las que corrompen el alma, generando el problema vital para Klages, que es la envidia (La preocupación sobre un tema en particular que impide toda la manifestación vital es recurrente en la filosofía vitalista, así encontramos la idea del ser inauténtico para Heidegger, perderse en el infinito para Soren Kirkagard, o el nihilismo para Nietszche, o la perdida de libertad para Sartre, y la búsqueda de un sentido para Albert Camus entre otros).

Roda Wiesser, va a partir del hombre moderno, industrializado y civilizado.

Lo que permite al hombre la convivencia, pacífica, generando experiencias de amor, cariño, empatía y responsabilidad para con el prójimo, es el espíritu.

Para lograr esto, el hombre estaría sacrificando una parte de sí, de los impulsos de su alma; después de todo esa es la función del espíritu según Klages y a la que se adhiere Roda Wieser.

El ritmo base como rítmo polar dinámico.

Así como Klages veía dos polos en el alma, Roda Wieser ve dos polos en el espíritu. Un espíritu desgastado por un lado y un espíritu endurecido por otro.

Entre ambos polos del espíritu, hay un movimiento dinámico. Este movimiento vital dinámico, es lo que Roda Wieser llamará Ritmo de base. En los extremos deja de haber movimiento vital y sólo queda la muerte, lo estático, la ausencia de un ritmo de base.

Pero cuál es el significado del ritmo base

Debemos tener en cuenta que el espíritu es una noción general y abstracta, por lo que también lo será el ritmo base.

Dado que el espíritu lo que hace es tener en cuenta al entorno, sopesar el interés de los demás y de la sociedad a los intereses del alma, – a los intereses propios e individuales – el ritmo de base sólo le cabe las nociones de amor, comprensión, empatía y responsabilidad para con el entorno.

Así, al alma, cualquiera sea su estado (pasivo o activo, corporeo o mental), con un espíritu ablandado; será voluble, inquieto, irritable, facilmente alterable y arrogante.

Si el espíritu es rígido, no permitirá experimentar dichas sensibilidades y sentimientos del alma, volviéndose torpe, osco, testarudo, terco y cerrado, calculador apático.

Con un buen ritmo base, el alma en cuerpo y mente, serán dirigidos a la compasión, la responsabilidad y el amor, los sentimientos del alma serán encausados a la sensibilidad del alma. (Esto hace recordar sin dudas a Moretti, cuando nos habla de la generosidad de la escritura curva y las combinaciones con los ángulos A, B o C, de lo cuál hablaremos en otra oportunidad)

Según este espíritu este levemente volcado más hacia un lado o hacia el otro, encontraremos por un lado, un individuo que dirige sus sentimientos al encuentro con el otro, por lo que abandona su posición de irritable, inquieto y voluble, para convertirse en un sujeto activo, dinámico, vivaz, animado y decidido.

Por otro, a un individuo que abandona su posición testaruda, terca, y su vida monótona, falta de brío, para volverse en un pensador responsable, prudente, tranquilo, modesto (sacrifica intereses personales del alma en función de las normas sociales y del interés colectivo) , de convicciones e ideales firmes.

Como se manifiesta el ritmo de base en la escritura

Decía Klages que todo movimiento es expresión de una emoción, (la palabra movimiento proviene del latín movere que es emoción).

Agregaba que, si conocemos la causa de dichos movimientos conocemos el carácter.

y finalmente argumentará que la escritura se compone de un impulso motor, una emoción y cuya causa de su trayectoria estará dada por el mayor o menor acercamiento a la imagen que de dicho movimiento se representó. Esto no es otra cosa que la relación movimiento – forma.

Predominio del movimiento – Predominio de la forma en la escritura

Predominio del movimiento en la escritura

Esto es que en una escritura con predominio del movimiento, la imagen de la forma que se representa el sujeto es muy débil o carece de mayor valor.

Una escritura carente de controles, que es puro impulso, puro movimiento, libre y caótico, arrítmico, presentará un ritmo de base débil por debilitamiento del espíritu, el compás, las normas generales de como debe lucir una letra, un renglón, la estabilidad de la inclinación a la que Klages le otorga mayor importancia.

Predominio de la forma en la escritura

Una escritura con predominio de la forma, la imagen que se representa el sujeto y que deben seguir sus movimientos escriturales tiene mayor peso que el de sus impulsos emocionales.

Una escritura con un excesivo control, con un excesivo predominio de la forma, excesivamente acompasada, monótona, estructurada y estática, presentará un ritmo de base débil por endurecimiento del espíritu.

El ritmo de base se estudia en zona media o cuerpo medio de la escritura.

Roda Wieser, a través de sus constantes ejemplos, se preocupará en señalar que el ritmo de base se manifiesta en la zona media de la escritura, y que se trata de un equilibrio entre el movimiento del alma y la forma del espíritu lo que otorga un ritmo de base fuerte, y ello no está para nada relacionado con la presencia o no de ángulos o curvas, guirnaldas o arcos, presión o velocidad, etc. sinó con una visión más gestáltica y totalizadora del manuscrito, indicios de agilidad, espontaneidad, y dinamismo controlado y nivelado.

En otras palabras, que a la forma de la escritura no carezca de los impulsos del alma, ni que al movimiento gráfico le falte las formas del espíritu.

Conclusión

Roda Wieser es una de las autoras, bastante olvidadas por las academias grafológicas, tal vez por su complejidad, tal vez por haber vinculado su teoría a la criminalidad de la cual posteriormente se retracta (No de la existencia de un ritmo de base en la escritura y su significado)

Sin embargo creo que muchas de sus conclusiones son muy interesantes, aportando mayor dinamismo a la escuela rítmica alemana cuando se la complementa, de hecho el mismo Ludwig Klages en su obra “escritura y carácter” dedica lo que podríamos llamar como un sub-capítulo, suficientemente extenso, al reconocimiento y a los avances realizados por su colega y aprendiz cuando nos habla del “Ductus elástico, flojo o rígido”.

Espero les haya resultado de interés!!!

Escuela alemana de grafología, Grafología, grafología y Filosofía

Escuela alemana de grafología – Klages

Klages, antes que grafólogo, era un filósofo y caracterólogo alemán. Digo esto por que en realidad sus fundamentos son de la filosofía, y su estudio del carácter lo obliga a incursionar en la grafología.

Intentaremos aquí reivindicar algunas de sus ideas que siguen la filosofía existencialista cuyos orígenes podemos encontrar en Søren Kierkegaard y que continuarán luego Friedrich Nietzsche, Martin Heidegger, Sartre o Albert Camus entre los filósofos más destacados de esta corriente.

Caracter según Klages – Alma y Espíritu

Este no es un concepto fácil, si bien en alguno de sus libros aparece como que se presentaran en conflicto, en realidad es un conflicto que acaba en el progreso del hombre civilizado.

El Alma según Klages

Entiende alma como esencia, que está, no sólo en el ser humano, sino en todas las cosas, animadas o no, pero es fundamentalmente particular e individualizador de cada sujeto.

En los seres vivos, o animados, esta alma es esencia vital y se puede dividir en dos, un alma contemplativa y pasiva y que es a su vez instintiva, por ser receptiva y corpórea, y un alma activa, modificadora y que es a su vez reflexiva.

El alma instintiva como contemplativa y pasiva, la sensación.

El alma contemplativa capta el mundo exterior en forma inmediata, instintivamente, de forma objetiva pero de manera superficial. Es la sensación corpórea de la realidad.

El alma reflexiva como modificadora y activa

El alma activa, interviene, es subjetiva pues implica autoreflexión, pero capta la realidad de manera más profunda permitiendo el autoconocimiento.

Así, cuando digo, “la mesa es blanca” estoy captando la realidad de manera inmediata e instintivamente. No me involucro y por lo tanto la capto objetivamente.

Sin embargo, cuando intento explicar que es lo que hace que la mesa sea blanca, o a las preguntas porqué la mesa es blanca?, o qué otras cualidades tiene la mesa?, o incluso para afirmar que se trata de una mesa, debo involucrar mi experiencia, hago autoreflexión, participo de manera activa en la construcción del concepto y ya no es meramente contemplativo. No me quedo en la superficialidad, pero sin embargo, voy subjetivizando más el concepto, me voy involucrando más.

El alma contiene dos polos

El alma contiene dos polos, uno activo y otro pasivo. Uno reflexivo y otro sensitivo o corpóreo.

Estos polos del alma, aparecen en todas las cosas del universo.

Positivo negativo, calor y frío, mujer y hombre, luz y oscuridad etc.

Todos los polos están más unidos entre sí, pues son la continuidad o extremo el uno del otro, de tal forma que el uno contiene al otro y no puede existir sin el otro.

El espíritu

El espíritu, a diferencia del alma es general y regulador, y existe más allá del tiempo y el espacio.

El espíritu es para Klages lo que permite relacionar lo que capto del exterior con mis propias experiencias.

Establecerá pues el límite y alcance de cada cualidad.

El impulso del alma activa, es decir, cuando impulsado por la voluntad quiero hacer algo, existe una fuerza y contraria que me muestra el sentido contrario, regulando el alcance y límite de mi accionar. Me muestra las consecuencias del polo opuesto a cada acción.

Es aquí dónde aparece el conflicto entre alma y espíritu. Mientras el alma me impulsa a actuar en uno u otro sentido, el espíritu me muestra el sentido contrario y me regula el accionar, limíta mis impulsos primitivos. Sea para bien o para mal.

Relación Alma – Espíritu

En otras palabras, Klages tiene una visión Hegeliana (Hegel y la fenomenología del espíritu) en su noción de espíritu.

El espíritu expone la antítesis, a la tesis del alma (que quiere mi alma) y me hace actuar en consecuencia – su síntesis.

A partir de esta dialéctica se va conociendo el hombre a sí mismo y va evolucionando en civilización.

Klages termina diciendo en esta relación, que el espíritu general y regulador, da la materia para el alma creadora individualizadora y particular, pues si no fuera por el espíritu, poco sabría el hombre sobre su accionar, no podría conocerse a sí mismo y por lo tanto no conocería las consecuencia de los actos que realiza ya sea para contemplar como para actuar. Actuaría por pura naturaleza instintiva.

Como conocer el carácter – la grafología alemana.

Dirá Klages que el carácter que se constituye de esta relación entre alma y espíritu se puede conocer a través de los movimientos expresivos

Todo movimiento expresivo, corporal, gestual o verbal, es expresión anímica del alma bajo el yugo del espíritu, que forma el carácter de la personalidad.

Las manifestaciones que mejor permiten estudiar estas expresiones como lenguaje del alma, son aquellos movimientos que dejan una huella, y es aquí dónde aparecerá la necesidad del estudio de la escritura y su ciencia, la grafología para estudiar el carácter.

La escritura es el movimiento expresivo del carácter que deja una huella y permite ser estudiada con detenimiento, sin la presión del tiempo.

El ritmo y el compás en la escritura según Klages

El ritmo es, según klages, la manifestación de la vida, del alma. Así una escritura rítmica muestra un ser auténtico, espontáneo. Un alma que se expresa sin condiciones. La escritura rítmica se expresa en la escritura creativa, singular y única según Klages

El compás es según Klages manifestación del espíritu, de la relación y regulación del individuo con el medio, que toma conciencia de sí y de sus actos y se los regula. Una escritura acompasada o arritmica muestra un ser controlado, que inhibe sus tendencias naturales, y se expresa a través de las escrituras estandarizadas, caligráficas, contenidas, etc.

El nivel de la forma según Klages.

Como todo existencialista, Klages propone abrazar el alma, expresar la singularidad y no seguir el designio marcado por otros, sino escuchar nuestros propios deseos e instintos para ser seres auténticos.

De la combinación del ritmo y del compás, obtendrémos los distintos niveles de la forma.

Para Klages el nivel de la forma sepára a este ser auténtico, del individuo que se pierde en la opinión ajena. Que actúa para complacer y deja de escuchar su propia voz interior.

Cuanto más rítmica sea la escritura más auténtico es el individuo y por lo tanto su nivel de forma será más alto, todas las cualidades que tenga, serán por su propia naturaleza y no por que alguien así se lo indique desde el exterior, cuanto más acompasada, estaríamos ante un ser inauténtico, y por lo tanto un nivel de forma más bajo.

El ejemplo. La regularidad e irregularidad en la escriura

Decíamos que cada aspectos gráfico tiene una doble manifestación del alma que nos muestra el alma activa, subjetiva y reflexiva, y por otro el alma pasiva, corporea, sensible.

La escritura regular expresa la voluntad, la voluntad es la voz activa del alma, pues es expresión del querer, de la subjetividad y reflexión individual del alma.

la escritura irregular es expresión del sentimiento, la voz pasiva, lo corpóreo, es la experiencia.

El espíritu según expresabamos, opondrá una a la otra, limitando y regulando el accionar de una u otra tendencia natural.

Escritura regular y rítmica

Así una escritura regular y rítmica, muestra para Klages una tendencia natural a la voluntad constante, firme y perseverante, que no abandóna lo que se ha propuesto. Está en su naturaleza.

La escritura irregular y rítmica

Por otra parte la escritura irregular y rítmica expresaría una persona que se vuelca natural e instintivamente a vivir distintas experiencias, a sentir y apasionarse, vibrar con el mundo, cambiar y renovarse constantemente.

La escritura regular y arrítmica o acompasada

Si estas tendencias se dieran por oposición del espíritu. Es decir, si por ejemplo la regularidad fuera ya no un reflejo del alma, sino un reflejo del límite regulador del espíritu, tenemos al individuo que ha apagado sus sentimientos, su necesidad de experimentar y ha decidido por regulación, vivir en la apatía, la monotonía, el descanso y la vida estandarizada del hombre común.

La escritura irregular y arrítmica o acompasada

Si hablaramos de la irregularidad como reflejo del espíritu, es por que el hombre sopesando su tendencia natural a la regularidad ha decidido terminar con ella, y ha caído en la inconstancia, e inseguridad de sus actos, desconociendo lo que está bien o está mal, se ha vuelto sensible y temeroso.

La polaridad

Si bien Klages, expresa la conducta en términos de polaridad, positivo, negativo, bueno y malo, auténtico e inauténtico, en realidad Klages reconoce que en el medio existe toda una gama de opciones entre las que se moverá el individuo, en la cual también participan otros muchos aspectos.

A modo de ejemplo, en la voluntad, según Klages, no sólo participa la voluntad de querer (que fue la que analizamos), sino también la voluntad de poder, vinculado a la mayor o menor facilidad que tenga el individuo para desempeñar la acción, así como también la resistencia o energía física para conseguirlo.

Por lo tanto esta polaridad es sólo teorica, y al momento de buscar los fundamentos del carácter en la escritura tendremos que recurrir a toda una red armonizada de tendencias.

Es así que Klages expresa que el grafólogo debe distinguir por lo menos 5 niveles de la forma cuando no 10, para ir abarcando toda la gama de posibilidades.

Conclusión

Esperando haber esclarecido por lo menos en parte esta compleja escuela alemana que suele ser por muchos grafólogos excluída, o según mi experiencia, muchas veces mal interpretada.

Es importante recordar que en casi todos los autores, hay una base filosófica que guía su pensamiento y fundamentación y estas adquieren mayor relevancia cuando estos autores incorporan una nueva escuela interpretativa.

Esta visión se hace más imperiosa y necesaria de tener en cuenta en Klages y toda la escuela alemana que vino después de él.