Escuela alemana de grafología, Escuela rítmica de Klages, Grafólogos clásicos

Hay contradicción en Klages?

Una de las críticas que se le hacen al método de Klages es que cae en contradicción fundamentalmente en materia de interpretación de los signos gráficos.

Citaremos aquí a Ursula Avé-Lallemant y su obra “Las cuatro escuelas alemanas”.

El planteo – escritura ancha vs. escritura estrecha

Señala esta autora que en relación a las escrituras ancha y estrecha estas son los polos verdaderos de un todo y que así debe entenderse. En las columnas positivo de cada signo nos dice Klages que cuando la escritrua es ancha (en su calificativo plus) la interpretación es de afán, y cuando la escritura es estrecha (en su calificativo plus) la interpretación es autocontrol. Afán y autocontrol deben leerse como comportamientos opuestos que indicarían estructuras anímicas constituídas en forma polar (leemos afán como necesidad de expansión). El autodominio oprime al afán y el afán destruye el autodominio (podríamos leerlo como que lo ancho destruye lo estrecho y viceversa).  Así, sería pensar en una oscilación pendular entre dos polos, dónde el centro de gravedad de esa polaridad caracterizaría el “tipo”. Son alternativas opuestas.

La contradicción

Pero cuando pasamos a la columna de interpretación negativa, observamos que la impaciencia (interpretación minus de escritura ancha) no es ninguna alternativa a la precaución egoísta (interpretación minus de escritura estrecha) como tampoco lo es la falta de autodominio (minus de escritura ancha) a la ambición (minus escritura estrecha).

Pero más evidente se hace en la interpretación “falta de profundidad” en la columna negativa de escritura ancha y la de envídia en la escritura estrecha que no están absolutamente en ninguna relación salvo por su descalificación del escrito.

Revisión de lo expuesto.

Me voy a detener aquí.

Veamos nuevamente si la contradicción que nos pone en evidencia Ursula Avé – Lallemant sobre el método de Klages es correcta.

Sobre la escritura ancha

Cuando Klages habla de escritura ancha dice que la causa puede darse por reforzamiento de la intensidad de la idea del fin, que en su sentido positivo se traduce en afán personal o espíritu de conquista. Y continúa señalando “pero el simple hecho de no ver los obstáculos inevitables tendría el mismo resultado, y entonces la anchura de un escrito provendría en sentido negativo de la falta de frenos”.

Excitabilidad de la voluntad

En otras palabras, Klages está ubicando la escritura ancha, dentro de la estructura del carácter, como manifestación de la excitabilidad de la voluntad que resulta justamente de las disposiciones fuerza impulsiva y resistencia. Estamos frente a una fuerza que impulsa hacia un fin y la resistencia que se opone que hace necesaria la presencia de la voluntad activa. En cambio cuando no hay resistencia o la resistencia no se visualiza, el resultado sería un mero apresuramiento, impaciencia, falta de autodominio, todas interpretaciones vinculadas a la excitabilidad de la voluntad en minus.

Escritura estrecha

Cuando refiere a la escritura estrecha como autodominio nos dice Klages “se piensa simplemente en aquella valiosa facultad por la que la persona humana mediante una fuerza de resistencia interior domina sus impulsos momentáneos”. Y aquí resaltamos dos cosas; que refiere a resistencia interior (en la excitabilidad de la voluntad la resistencia sería exterior), y fundamentalmente que refiere a impulsos momentáneos que Klages en más de una oportunidad refiere a ellos como instintos o excitación impulsiva.

Facultad de exteriorización

En otras palabras, Klages está ubicando la escritura estrecha, dentro de la estructura del carácter, como manifestación de la facultad de exteriorización, la que resulta de la relación entre las disposiciones de excitación y la resistencia a la exteriorización.

Repasando conceptos

A modo de repaso, recordemos que la estructura del carácter según Klages se conforma de la excitabilidad de los sentimientos, de la excitabildiad de la voluntad y de la facultad de exteriorización. Por más información haz click aquí

Estructuración de su obra

Por su clasificación grafonómica Klages enfrentó la escritura ancha con la estrecha, pero si hubiese ubicado cada signo gráfico acorde las esferas de afectación del carácter, estas jamás se hubiesen enfrentado como opuestas pues refieren a aspectos distintos del carácter.

Como señala Klages, la oposición se da en el doble significado de cada signo gráfico, y agrego, no entre las interpretaciones de la doble posibilidad del signo gráfico (cada signo gráfico se mueve entre dos posibilidades de manifestarse; ancha o estrecha, grande o pequeña, regular o irregular, etc).

La excitabilidad de la voluntad de modo alguno se opone a las facultades de exteriorización, pero sí que están estrechamente vinculadas, pues, como la ciencia de la caracterología fundada por Klages señala, ya no se puede estudiar el carácter cómo elementos estancos, separables, sino que todos se ven enraizados y afectados simultáneamente y esta es la riqueza del método de Klages.

Esto no excluye que hay casos en que los signos gráficos opuestos presentan interpretaciones opuestas entre los signos positivos y los signos negativos. Esto lo podemos ver en las interpretaciones de regularidad e irregularidad que se da esta doble oposición que espera la mencionada autora, pero ello porque refieren a una misma esfera del carácter que son los móviles. Móviles que implican dominancia de unos sobre otros.

De esta forma Regularidad en su interpretación positiva tenemos estabilidad, constancia, y la irregularidad en su interpretación positiva Vivacidad, impulsividad, ardor de sentimientos. Y cuando vamos a las columnas de interpretación negativa encontramos en escritura regular, indiferencia, rutina, y en escritura irregular Influenciabilidad y falta de método.

Conclusión

A modo de conclusión, entiendo que no hay contradicción en el método de Klages, pero es difícil y complejo conocer bien su método de estudio del carácter llamada caracterología, y como se deben aplicar a partir de ahí las interpretaciones grafológicas en la construcción del perfil caracterológico.

Escuela alemana de grafología, Escuela rítmica de Klages, Grafología, Grafólogos clásicos

ANÁLISIS DEL CARÁCTER SEGÚN KLAGES

Sobre el proceso del método interpretativo, nos dice Klages que debemos empezar por determinar 3 aspectos:

  • El nivel de la forma como expresión de la amplitud o falta de vida
  • La proproción o desproporción como fortaleza o debilidad de la facultad expresiva de la emotividad y excitabilidad de los sentimientos.
  • La regularidad o irregularidad como expresión del predominio de la voluntad o de la vida afectiva.

Luego, nos recomienda que la mejor manera de proceder al análisis del carácter es partiendo del esquema por el mismo propuesto, que divide el carácter en 3 zonas o esferas:

  • Materia
  • Estructura
  • Naturaleza

La dificultad de entender a Klages y la relación que hay entre los 3 aspectos gráficos con que se debe empezar la interpretación, y las 3 zonas del carácter con que se debe proceder al análisis del carácter, se debe a la estrecha relación que existe en esta última entre las 3 esferas.

El caracter: Materia – Estructura – Naturaleza

La materia

La materia hace referencia a las aptitudes y capacidades del individuo, y por lo tanto es un aspecto cuantitativo.

La estructura

la estructura hace referencia a la vivacidad y excitabilidad de los estímulos y por lo tanto al grado de percepción y receptibilidad.

Son propiedades proporcionales que pone en juego el contenido de la impresión y el acto aprehensivo.

La naturaleza

También llamada móviles hace referencia a las propiedades directivas o tendencias del individuo.

Es para Klages el carácter en sentido estricto o carácter propiamente dicho.

Podemos distinguir móviles o tendencias generales generales de liberación y móviles de constricción

Moviles de liberación

Los moviles de liberación en sentido positivo hacen referencia, según el esquema de Klages, a la capacidad de entusiasmo, a la profundidad del sentimiento o apasionamiento y a la necesidad de entregarse a los sentidos.

En sentido negativo hacen referencia a la ausencia de constricción espiritual, ausencia de egoísmo y flaqueza del autodominio.

Móviles de constricción

Los moviles de constricción en sentido positivo hacen referencia a la afirmación intelectual y personal (razón y amor propio o egoísmo), así como al autodominio.

En sentido negativo hace referencia a la ausencia de entusiasmo, a la incapacidad para amar y a la necesidad de goce personal.

Regularidad o irregularidad de la escritura – Los moviles

Cuando en su obra “escritura y carácter” Klages comienza hablando de la regularidad o irregularidad de la escritura, nos está haciendo referencia a estas tendencias o móviles generales.

Como determinar si el móvil es positivo o negativo? – La estructura

Esto estará determinado por la estructura en la que están implicados el ritmo y la proporción, también llamada por Klages ritmo distributivo.


Si quieres saber más sobre la regularidad o irregularidad en sentido positivo o negativo y todo lo relacionado al nivel de forma, te invito a que hagas click aquí


En relación a la proporción propiamente dicha, esta nos indica el grado de excitabilidad de las emociones y sentimientos.

Recordemos que para Klages la estructura se compone de:

  • Excitabilidad de la voluntad
  • Excitabilidad de los sentimientos
  • Facultad de exteriorización

Proporción de la escritura como expresión de los grados de excitabilidad.

Esta excitabilidad de los sentimientos y excitabilidad de la voluntad surge de la proporción gráfica, que se manifiesta con determinadas facilidades expresivas de ocultar los intereses.

Que quiere decir esto de las facilidades expresivas de ocultar los intereses?

Para Klages, debido a la necesidad de adecuación o adaptación a las normas sociales, todos ocultamos nuestras verdaderas intenciones para proteger al ego, ya sea como resultado de los mecanismos de defensa, ya como resultado de un sentimiento profundo del honor.

Como resultado de este proceso surge el autodominio de la exteriorización de las expresiones.

“Todo autodominio está al servicio de la autodefensa o al servicio de las exigencias sociales por sentimiento del honor”

Significado de escritura proporcionada – positivo y negativo

Así, una escritura proporcionada puede resultar de una expresión de exteriorización de autodominio, calma, serenidad y equilibrio, como puede ser por la falta de impresionabilidad, ausencia de excitabilidad, indiferencia o apatía ante las impresiones.

Significado de escritura desproporcionada – positivo y negativo

Por otra parte, una escasa desproporción puede resultar de una expresión de fácil excitabilidad de las impresiones por sentimiento, receptividad, delicadeza de sentimientos, espíritu alerta etc. como puede resultar de una expresión vulnerable, irritable, susceptible, inquieto, inestable, caprichoso, etc.

Positivos y negativos – El ritmo y la proporción o distribución rítmica.

aunque ya lo hemos mencionado, reiteramos; tanto los moviles como las expresiones de excitabilidad se han clasificado en positivo y negativo y estos desde el punto de vista del carácter se desprenden de la estructura, que contiene no sólo la excitabilidad de la expresión, sino también el ritmo vital.

De aquí, que según Klages la proporción esté estrechamente ligada al ritmo, distinguiendo Klages dos tipos de ritmo: El ritmo vital y el ritmo distributivo.

El ritmo distributivo, que se aprecia en la proporción de la escritura según Klages, se asemeja a la idea de “desigualdad metódica” propuesta por Moretti.

Escuela alemana de grafología, Escuela rítmica de Klages, Grafología, Grafólogos clásicos

KLAGES Y LA CIENCIA DE LA APARIENCIA

Klages, siguiendo a Goethe, hace hincapié en la ciencia de la apariencia, de ahí construye su teoría gestáltica de visión integral del escrito y la clasificación en 5 niveles de forma como mínimo según él mismo expresa.

Si no conoces la teoría rítmica de Klages te recomendamos previamente hacer Click aquí y luego regresa

Por que Klages entiende que los sentimientos son objetivos?

Para Klages el sentimiento es algo objetivo, lo que es subjetivo o que llamamos como subjetivo es la preferencia.

En otras palabras, en una lógica casi Aristotélica, Klages está diferenciando el sentir del percibir.

Los sentimientos son diferentes de la percepción

La percepción, es lo que Klages llama como preferencia, y aquí es dónde recae la subjetividad del sentimiento, pero el sentimiento es objetivo.

Ante la posible crítica de que el sentimiento es subjetivo porque los sentimientos se presentan en un sujeto, con sus cualidades propias que recibe el impulso del sentimiento

Klages contesta y cito:

“Incurriría en error si opinara que un sentimiento debe llamarse subjetivo porque exige necesariamente un sujeto que sea, por así decir, un escenario dónde pueda presentarse; naturalmente esto sería válido también para todo pensamiento y por tanto implicaría la consecuencia siguiente: el juicio dos más dos son cuatro tiene simplemente valor subjetivo porque precisa un sujeto que lo piense”.

En otras palabras, el sentimiento es independiente del sujeto que los experimenta, en otras palabras la experiencia del sentimiento tiene que ver con la percepción más que con el sentimiento en sí.

“quien contempla una estatua hermosa ¿Qué es lo que encuentra propiamente hermoso, la cosa contemplada o al contemplador mismo?”

Nos dice Klages que la persona no se siente bella ante la belleza de la estatua ni feo ante la fealdad de la lepra, aunque ante esos sentimientos es natural que experimente un “estado de ánimo” que dará lugar a la preferencia por determinados sentimientos.

Desajuste entre sentimiento y percepción

Si la preferencia no se ajusta a la objetividad de los sentimientos, por ejemplo, si pienso que una pintura hecha por mi, que nada sé sobre pintura, es más bella que la de un Picasso o un Miguel Angel, estaré ante una falsedad de juicio, y deberé indagar cual es la causa de ese error en la valoración. En otras palabras, deberé indagar en porque hay un error de percepción.

Los errores en la percepción – el alma se arraiga en el sentimiento y el espíritu en la experiencia.

Para Klages los errores en la percepción están fundamentalmente en las experiencias pasadas, ya sea por excesos o por falta. Estas van forjando el espíritu. Es por esto que el espíritu se vincula a la subjetividad. Y es de aquí, que la aprehensión instintiva para Klages tenga mayor valor sentimental y por ende objetivo, pues carece de las subjetividades de las preferencias que surgen en los análisis. Cuando analizo, comparo, cuando comparo lo hago con experiencias y las experiencias reflejan mis preferencias.

Un ejemplo que nos pone Klages es el siguiente:

“Si yo no hubiera experiemntado aún que el orden puede ser agradable y el desorden desagradable, no estaría en condiciones de captar el sentido de la palabra “espíritu de orden” y ni siquiera sería capaz de darme cuenta que yo carezco de tal espíritu”.

“La educación y el ambiente se unen constantemente para imponernos falsas normas”

Las costumbres son capaces de alterar la percepción del sentimiento.

Pero decíamos que la percepción se vincula al estado de ánimo que nos genera un sentimiento.

Causas del error de percepción

La primera fuente del engaño o del error, es estar demasiado cercanos a su objeto, por ejemplo, el amor y el odio ven exclusivamente un solo lado: el odio su aspecto considerado malo, el amor su “bien” y dejan lo demás sin atender.

En un análisis polémico y controversial, nos dice Klages que el amor que une, en igualdad de circunstancias, engaña más que el odio que separa.

Si bien ambas son parciales y muestran una sóla cara de la moneda, entiende junto con Goethe que el odio mantiene el objeto ante sus ojos a pesar de juzgarlo de un modo unilateral, en ese juicio, unilateral al menos será acertado.

En cambio el amor se contenta con un hecho de ínfima significación para celebrarlo. Por lo que el amor es el verdadero elemento del engaño.

La segunda fuente de error según Klages reside en las medidas defensivas que toma el amor propio, contra toda merma del sentimiento autoestimativo.

Es decir si el amor es un importante elemento de engaño, el amor propio lo es más.

Así, el vanidoso que se irrita con violencia ante la indignación, concluye en una completa deformación de los hechos.

Debemos aclarar que Klages no nos invita a no sentir amor, fundamentalmente el propio, lo que nos dice es hacerlo en la medida justa. No hacerlo unilateralmente, sino abarcando los dos polos, con mesura, equilibrio y armonía, sin excesos.

Podemos ver aquí un punto de encuentro entre la teoría de Klages y la de Roda Wieser

Si quieres saber más sobre el ritmo base de Roda Wieser te recomendamos hacer Click aquí

Aunque si no conoces la teoría de Klages del ritmo y el compás antes haz click aquí

Relación con la grafología

Para el grafólogo = La primera impresión – visión gestáltica de la escritura a analizar.

Quien quiera determinar el contenido intuitivo de una escritura debe, ante todo, dejar de lado sus propias predilecciones o preferencias, no debe siquiera interesarle si es legible o ilegible, no debe considerarla sino unos movimientos gráficos expresivos del alma del sujeto.

Para el sujeto escribiente = el análisis

La principal referencia a la relación sentimiento – percepción según Klages se manifiesta en la proporción de la distribución de la masa gráfica, la regularidad y la irregularidad como expresiones de mayor o menor emotividad que permiten la justa valoración del sentimiento o la distorsión perceptiva por preferencias.

Cuando hablamos de proporción, hablamos tanto del cuerpo de las palabras como de los espacios que recortan su fondo, causando la impresión gráfica ya de un equilibrio, ya de un conflicto.

Proporción y ritmo

Esto debemos unirlo e identificarlo al ritmo siempre presente en todo análisis para Klages.

Así una escritura proporcionada y rítmica nos hablará de calma, serenidad, contemplación y armonía.

La proporción arrítmica nos hablará de indiferencia, apatía, insensibilidad.

La desporporción rítmica, nos hablará de delicadeza, finura de sentimientos, impresionabilidad, sensibilidad, espíritu alerta.

La desproporción arrítmica nos hablará de excitabilidad, irritabilidad, susceptibilidad, agitación, inquietud, inestabilidad, curiosidad y capricho.

Si quieres saber más sobre la escuela rítmica alemana haz click aquí.

Escuela alemana de grafología, Escuela rítmica de Klages, Grafología, grafología y Filosofía, Grafólogos clásicos

ESCUELA ALEMANA DE GRAFOLOGIA – KLAGES

Klages, antes que grafólogo, era un filósofo y caracterólogo alemán. Digo esto por que en realidad sus fundamentos son de la filosofía, y su estudio del carácter lo obliga a incursionar en la grafología.

Intentaremos aquí reivindicar algunas de sus ideas que siguen la filosofía existencialista cuyos orígenes podemos encontrar en Søren Kierkegaard y que continuarán luego Friedrich Nietzsche, Martin Heidegger, Sartre o Albert Camus entre los filósofos más destacados de esta corriente.

Caracter según Klages – Alma y Espíritu

Este no es un concepto fácil, si bien en alguno de sus libros aparece como que se presentaran en conflicto, en realidad es un conflicto que acaba en el progreso del hombre civilizado.

El Alma según Klages

Entiende alma como esencia, que está, no sólo en el ser humano, sino en todas las cosas, animadas o no, pero es fundamentalmente particular e individualizador de cada sujeto.

En los seres vivos, o animados, esta alma es esencia vital y se puede dividir en dos, un alma contemplativa y pasiva y que es a su vez instintiva, por ser receptiva y corpórea, y un alma activa, modificadora y que es a su vez reflexiva.

El alma instintiva como contemplativa y pasiva, la sensación.

El alma contemplativa capta el mundo exterior en forma inmediata, instintivamente, de forma objetiva pero de manera superficial. Es la sensación corpórea de la realidad.

El alma reflexiva como modificadora y activa

El alma activa, interviene, es subjetiva pues implica autoreflexión, pero capta la realidad de manera más profunda permitiendo el autoconocimiento.

Así, cuando digo, “la mesa es blanca” estoy captando la realidad de manera inmediata e instintivamente. No me involucro y por lo tanto la capto objetivamente.

Sin embargo, cuando intento explicar que es lo que hace que la mesa sea blanca, o a las preguntas porqué la mesa es blanca?, o qué otras cualidades tiene la mesa?, o incluso para afirmar que se trata de una mesa, debo involucrar mi experiencia, hago autoreflexión, participo de manera activa en la construcción del concepto y ya no es meramente contemplativo. No me quedo en la superficialidad, pero sin embargo, voy subjetivizando más el concepto, me voy involucrando más.

El alma contiene dos polos

El alma contiene dos polos, uno activo y otro pasivo. Uno reflexivo y otro sensitivo o corpóreo.

Estos polos del alma, aparecen en todas las cosas del universo.

Positivo negativo, calor y frío, mujer y hombre, luz y oscuridad etc.

Todos los polos están más unidos entre sí, pues son la continuidad o extremo el uno del otro, de tal forma que el uno contiene al otro y no puede existir sin el otro.

El espíritu

El espíritu, a diferencia del alma es general y regulador, y existe más allá del tiempo y el espacio.

El espíritu es para Klages lo que permite relacionar lo que capto del exterior con mis propias experiencias.

Establecerá pues el límite y alcance de cada cualidad.

El impulso del alma activa, es decir, cuando impulsado por la voluntad quiero hacer algo, existe una fuerza y contraria que me muestra el sentido contrario, regulando el alcance y límite de mi accionar. Me muestra las consecuencias del polo opuesto a cada acción.

Es aquí dónde aparece el conflicto entre alma y espíritu. Mientras el alma me impulsa a actuar en uno u otro sentido, el espíritu me muestra el sentido contrario y me regula el accionar, limíta mis impulsos primitivos. Sea para bien o para mal.

Relación Alma – Espíritu

En otras palabras, Klages tiene una visión Hegeliana (Hegel y la fenomenología del espíritu) en su noción de espíritu.

El espíritu expone la antítesis, a la tesis del alma (que quiere mi alma) y me hace actuar en consecuencia – su síntesis.

A partir de esta dialéctica se va conociendo el hombre a sí mismo y va evolucionando en civilización.

Klages termina diciendo en esta relación, que el espíritu general y regulador, da la materia para el alma creadora individualizadora y particular, pues si no fuera por el espíritu, poco sabría el hombre sobre su accionar, no podría conocerse a sí mismo y por lo tanto no conocería las consecuencia de los actos que realiza ya sea para contemplar como para actuar. Actuaría por pura naturaleza instintiva.

Como conocer el carácter – la grafología alemana.

Dirá Klages que el carácter que se constituye de esta relación entre alma y espíritu se puede conocer a través de los movimientos expresivos

Todo movimiento expresivo, corporal, gestual o verbal, es expresión anímica del alma bajo el yugo del espíritu, que forma el carácter de la personalidad.

Las manifestaciones que mejor permiten estudiar estas expresiones como lenguaje del alma, son aquellos movimientos que dejan una huella, y es aquí dónde aparecerá la necesidad del estudio de la escritura y su ciencia, la grafología para estudiar el carácter.

La escritura es el movimiento expresivo del carácter que deja una huella y permite ser estudiada con detenimiento, sin la presión del tiempo.

El ritmo y el compás en la escritura según Klages

El ritmo es, según klages, la manifestación de la vida, del alma. Así una escritura rítmica muestra un ser auténtico, espontáneo. Un alma que se expresa sin condiciones. La escritura rítmica se expresa en la escritura creativa, singular y única según Klages

El compás es según Klages manifestación del espíritu, de la relación y regulación del individuo con el medio, que toma conciencia de sí y de sus actos y se los regula. Una escritura acompasada o arritmica muestra un ser controlado, que inhibe sus tendencias naturales, y se expresa a través de las escrituras estandarizadas, caligráficas, contenidas, etc.

El nivel de la forma según Klages.

Como todo existencialista, Klages propone abrazar el alma, expresar la singularidad y no seguir el designio marcado por otros, sino escuchar nuestros propios deseos e instintos para ser seres auténticos.

De la combinación del ritmo y del compás, obtendrémos los distintos niveles de la forma.

Para Klages el nivel de la forma sepára a este ser auténtico, del individuo que se pierde en la opinión ajena. Que actúa para complacer y deja de escuchar su propia voz interior.

Cuanto más rítmica sea la escritura más auténtico es el individuo y por lo tanto su nivel de forma será más alto, todas las cualidades que tenga, serán por su propia naturaleza y no por que alguien así se lo indique desde el exterior, cuanto más acompasada, estaríamos ante un ser inauténtico, y por lo tanto un nivel de forma más bajo.

El ejemplo. La regularidad e irregularidad en la escriura

Decíamos que cada aspectos gráfico tiene una doble manifestación del alma que nos muestra el alma activa, subjetiva y reflexiva, y por otro el alma pasiva, corporea, sensible.

La escritura regular expresa la voluntad, la voluntad es la voz activa del alma, pues es expresión del querer, de la subjetividad y reflexión individual del alma.

la escritura irregular es expresión del sentimiento, la voz pasiva, lo corpóreo, es la experiencia.

El espíritu según expresabamos, opondrá una a la otra, limitando y regulando el accionar de una u otra tendencia natural.

Escritura regular y rítmica

Así una escritura regular y rítmica, muestra para Klages una tendencia natural a la voluntad constante, firme y perseverante, que no abandóna lo que se ha propuesto. Está en su naturaleza.

La escritura irregular y rítmica

Por otra parte la escritura irregular y rítmica expresaría una persona que se vuelca natural e instintivamente a vivir distintas experiencias, a sentir y apasionarse, vibrar con el mundo, cambiar y renovarse constantemente.

La escritura regular y arrítmica o acompasada

Si estas tendencias se dieran por oposición del espíritu. Es decir, si por ejemplo la regularidad fuera ya no un reflejo del alma, sino un reflejo del límite regulador del espíritu, tenemos al individuo que ha apagado sus sentimientos, su necesidad de experimentar y ha decidido por regulación, vivir en la apatía, la monotonía, el descanso y la vida estandarizada del hombre común.

La escritura irregular y arrítmica o acompasada

Si hablaramos de la irregularidad como reflejo del espíritu, es por que el hombre sopesando su tendencia natural a la regularidad ha decidido terminar con ella, y ha caído en la inconstancia, e inseguridad de sus actos, desconociendo lo que está bien o está mal, se ha vuelto sensible y temeroso.

La polaridad

Si bien Klages, expresa la conducta en términos de polaridad, positivo, negativo, bueno y malo, auténtico e inauténtico, en realidad Klages reconoce que en el medio existe toda una gama de opciones entre las que se moverá el individuo, en la cual también participan otros muchos aspectos.

A modo de ejemplo, en la voluntad, según Klages, no sólo participa la voluntad de querer (que fue la que analizamos), sino también la voluntad de poder, vinculado a la mayor o menor facilidad que tenga el individuo para desempeñar la acción, así como también la resistencia o energía física para conseguirlo.

Por lo tanto esta polaridad es sólo teorica, y al momento de buscar los fundamentos del carácter en la escritura tendremos que recurrir a toda una red armonizada de tendencias.

Es así que Klages expresa que el grafólogo debe distinguir por lo menos 5 niveles de la forma cuando no 10, para ir abarcando toda la gama de posibilidades.

Conclusión

Esperando haber esclarecido por lo menos en parte esta compleja escuela alemana que suele ser por muchos grafólogos excluída, o según mi experiencia, muchas veces mal interpretada.

Es importante recordar que en casi todos los autores, hay una base filosófica que guía su pensamiento y fundamentación y estas adquieren mayor relevancia cuando estos autores incorporan una nueva escuela interpretativa.

Esta visión se hace más imperiosa y necesaria de tener en cuenta en Klages y toda la escuela alemana que vino después de él.