Grafología, Pericia Caligráfica

QUE ES LA GRAFOLOGÍA

Que es la grafología

Es el estudio científico de la escritura, firma y los grafismos en general como proyección biológica y psicológica de un individuo, o de un grupo de personas, en determinado momento y lugar o circunstancias.

Es la grafología una ciencia?

La grafología es una ciencia cuyo objeto de estudio es cualquier grafismo, aunque normalmente se enfoca en el estudio de la escritura y la firma.

En cuanto a su objeto de estudio no hay otra ciencia que se dedique a estudiar el grafismo como lo hace la grafología, con reglas y principios claros.

Decía Matilde Ras, destacada grafóloga española, que la grafología tiene estadios, Por un lado la grafonomía y por otro la grafotecnia. la grafonomía es puramente científica, consiste en medir y anotar las observaciones del grafismo desde el punto de vista científico siguiendo la metodología científica, y la grafotecnia, es arte y refiere a la interpretación de esa grafonomía en cuanto proyección.

Según la definición dada, el objeto de estudio de la grafología es los grafismos, y esto refiere a la grafonomía, y esto es puramente científico.

El grafologo debe medir, calcular, siguiendo determinados procesos y metodología.

El grafólogo mide no solo dimensión, mide grados inclinación, mide grados de dirección de las letras y las palabras, mide anchos y alto de trazos y letras, mide espacios entre letras, palabras y renglones, etc.

Críticas a la grafología

Son muchos, los neofitos que critícan la grafología catalogandola de una pseudociencia.

Vean por ejemplo lo que dice este hombre, Mauricio Schwarz.

Críticas a la grafología

A 1 min. 56 segundos de iniciado el video señala este señor que la prueba para comprobar si la grafología es una ciencia es que se le muestren 5 manuscritos a un grafólogo y se le pregunte cual de estas personas es:

Un médico que pasa la mitad del año en africa luchando contra la malaria

Un político corrupto

Un asesino en serie

Un maltratador

Se dedica a cuidar perritos abandonados

Este tipo de preguntas, sólo pueden ser hechas por un neofito en grafología, basándose en el experimento hecho por James Brandi, que consistió en darle 5 escrituras de 5 profesionales distintos a un grafólogo y este debía decir que escritura pertenecía a cada profesión.

diría que no sólo se trata de alguien que desconoce en que consiste la grafología, sino también el concepto de ciencia aplicada.

Nuestra respuesta

Pretender que el grafólogo señale algo de esto realice esta prueba es pretender que realice un acto adivinatorio casi como de magia se tratase, que es justamente lo que se pretende criticar.

Veamos:

1ro. La grafología no puede saber la profesión de una persona por su escritura.

Eso sólo lo podría hacer un adivino.

De hecho, el grafólogo para hacer un estudio con mayor grado de certeza necesita saber la profesión de la persona analizada, para conocer el comportamiento de ese sujeto dentro de su profesión y como veremos más adelante, poder ir respondiendo el porque, por que la persona escribe de tal o cuál manera.

En todo caso lo que podría llegar a hacer el grafólogo, es señalar para que tiene más facultades o habilidades, sus potencialidades, pero no a que se dedica la persona.

Eso es un acto de especulación y no un acto científico.

Las dudas que plantean son válidas, yo mismo las tuve en su momento cuando empezaba a hacer mis primeros pasos en la grafología, no obstante puedo decir, que cuando uno se adentra al mundo de la grafología, y comienza a conocer cada vez más las posibilidades que tiene, las preguntas sobre su idoneidad como ciencia se diluyen dramaticamente, no obstante citaremos aquí algunas de las criticas que se suelen exponer al momento de rebajarla a la calidad de pseudociencia.

Respecto a características conductuales que aquí señala como determinar al asesino serial, el maltratador y el corrupto.

2.do. La grafología determina rasgos compatibles con determinadas conductas criminales como psicópatas, maltrato, corrupción.

Señala Schwarz, el hombre del video, que aclaro, desconozco quien es, y en base a que conocimientos habla, que el grafólogo no puede saber si una persona es maltratador, asesino serial, corrupto.

No lo demuestra ni lo explica porque, sólo hay que hacer confianza en su palabra.

Por cierto que lo que dice es falso. El grafólogo puede señalar aspectos gráficos compatibles con las conductas de maltratador, corrupción o de asesino serial.

Todo grafólogo o con conocimientos en grafología avanzada, coincidiría con que hay rasgos gráficos compatibles con ese tipo de conductas que se señalan y que en algunos casos hacen ineludible llegar a esa conclusión.

Por más información al respecto lo invito a leer sobre grafología forense.

Criticar una ciencia debe seguir una metodología, por ejemplo, el falsasionismo de Popper.

existe un protocolo para determinar

En el minúto 3.5 nos dice que la grafología es una adivinación como la quiromancia (quien lee las líneas de la mano).

Dice, palabras más palabras menos, que el grafólogo recurre a conceptos generales y obvios o altamente probables para demostrar sus dichos.

Cita como ejemplo que el quiromantico dice o pregunta “te ha sucedido algo importante en tu vida entre los 20 y 35 años de edad”, y como la respuesta en la mayor parte de los casos es sí, entonces el quiromántico señala que determinada línea de la mano así lo indica. Luego, este señor en su argumento continúa con el significado quiromántico de las líneas que refieren a la cantidad de hijos que la persona va a tener y que si se equivoca irá acomodando su argumento para justificarse.

Concluye en el minúto 4, luego de estos argumentos relacionados con la quiromancia que lo mismo hace el grafólogo. Como salta a esa conclusión desconocemos.

3ro. Es la grafología una mancia?

Las mancias intentan adivinar y señalar el pasado y como va a hacer el futuro de una persona.

Para la grafología esto no es posible, el grafólogo que se aprecie de tal, con seriedad y respeto a su profesión (he visto de todo en el mundo de la grafología lamentablemente y que perjudican la profesión) jamas pretende saber como fue el pasado de una persona y como será su futuro.

4to. La grafología estudia el aquí y ahora de la persona al momento de escribir, la escritura en un determinado momento y lugar

El grafólogo sí estudia como vivencia una persona su pasado y como vivencia esa persona su futuro, pero no sábe como fue ni que va a pasar, no pretende adivinar nada.

Una persona puede vivenciar su pasado como negativo, triste, aun cuando creamos que no lo fue, no es tarea del grafólogo juzgar.

La misma persona puede proyectarse al futuro con espectativas, entusiasmo y mucha esperanza, pero no sabemos como será su futuro, sino como lo está vivenciando al momento de escribir el manuscrito. repito no es tarea del grafólogo juzgar.

Esto da por contestado lo que expondrá este señor en el minúto 8 con 50 segundos. El grafólogo no sabe como le va a ir a una persona en su futuro, si va a conseguir empleo, si va por el buen camino o no. El grafólogo no juzga.

La grafología no interpreta personalidad por un rasgo gráfico o forma de hacer una letra.

A los 4 min. 15 segundos expone un bagaje de conocimiento en grafología, que si bien acertado individualmente, olvida señalar, tal vez intencionalmente o tal vez por desconocimiento de causa, que desde Crepieux Jamin y su obra el ABC de la Grafología publicada en 1929, ningún rasgo gráfico debe interpretarse en forma aislada.

Y concluye que la correlación del simbolismo del espacio de Pulver para la interpretación individual de los signos gráficos es absurda y sin ningún sentido, porque? porque así lo dice él – Será que su escritura es alta? (pregunta para grafólogos).

Al margen, señalamos que el suizo Max Pulver es creador del simbolismo del espacio aplicado a todos los test proyectivos utilizados en psicología, basado fundamentalmente en su amistad con Carl Gustav Jung y Roscharch este último conocido por el test que lleva su nombre.

Xandró expone un ejemplo muy interesante y significativo sobre esto en su libro “Grafología superior”

“No se puede interpretar ningún rasgo aislado…. Es frecuente entre alumnos, cuando estudiamos la morfología, que protesten airadamente, creyendo haber descubierto un error al sistema, si les digo que la letra grande, o la letra ancha, o la letra ligada, o la letra en guirnaldas, – hablando de una sola de estas señales – es indicio de extraversión. En seguida alguien protesta:

  • aquí hay algo equivocado. Usted ha dicho que la letra ligada es indicio de extraversión y yo ligo mi escritura y soy tremendamente introvertido

Entonces tengo que explicar que el estudio morfológico de la escritura señala las interpretaciones que se puede dar a cada gesto o movimiento gráfico. Pero que para llegar a conclusiones seguras habremos de reforzar con determinados gestos cada conclusión.

La extraversión es la suma de 20 gestos y movimientos, de los cuales, la escritura ligada no es más de 1/20, por lo que, efectivamente una persona que ligue su escritura puede ser finalmente introvertida en mayor proporción que extravertida si los demás signos favorecen esta actitud vital”

No queda otra que concluir que Schwarz es tan ancioso y poco científico en sus apreciaciones como el alumno de Xandró.

Al minúto 4 con 55 segundos señala este señor que si se le presenta un manuscrito a 10 grafólogos, se obtendrán 10 resultados distintos, “los grafólogos no se ponen de acuerdo”

Esto es claramente falso.

Todos los días estoy tomando pruebas a mis alumnos, ya no hablamos de 10 grafólogos, hablamos de 20 grafólogos en una misma prueba, y todos llegan a la misma conclusión, todos llegan a identificar los mismos rasgos de personalidad.

Pero Klages en su libro “Escritura y carácter” en su capítulo “retrato caracterológico” se somete a esta misma prueba que pretende Scwartz y demuestra como con distintas palabras uno y otro informe llegan en definitiva a la misma conclusión.

Lo mismo hizo Alfred Binet, con quien junto a Simon fue el creador del test de coeficiente intelectual, que sometió a prueba a varios grafólogos y todos llegaron a las mismas conclusiones caracterológicas. Obra “Grafología y ciencia”.

y en el minuto 5 y 12 segundos cita un ejemplo que cree recordar y no cita la fuente y que desconocemos en lo absoluto. reveríamos muchas de las cosas dichas aquí si esto fuera cierto más allá de la autoridad de su simple palabra.

Y en el minuto 5 con 54 segundos dice que la grafología no debe confundirse con la pericia caligráfica, en esto estamos de acuerdo por motivos claramente distintos, nuevamente demuestra no saber en que consiste una y la otra según expondremos infra. no obstante destacamos que señala en el minuto 6 con 14 segundos que con evidencia científica el perito calígrafo estudia entre otras cosas, “como el estress afecta los rasgos de nuestra escritura escritura”, “analiza que elementos comunes tiene toda nuestra letra manuscrita”.

Aquí evidencia todo desconocimiento de la grafología y de la pericia caligráfica. Quien estudia como el estress afecta nuestra escritura es el grafólogo y no el perito calígrafo que se apoya en los conocimientos grafológicos para ello, de ahí que en la mayor parte de los paises la especialidad de pericia caligráfica se obtiene una vez obtenido el título de grafólogo y no por un motivo meramente comercial. De otra forma, el perito calígrafo, por citar el ejemplo que el mismo Schwartz pone, desconocería si la modificación de aspectos de la firma o la escritura de una persona se deben a situaciones de estrés o por la propia falsificación, agregamos aquí, firmas producidas bajo efectos de agentes nocivos como alcohol o drogas, todo lo cual lo estudia el grafólogo y no el perito caligráfico quien se apoyará en esos conocimientos grafológicos. Igual que el grafólogo para su interpretación se apoya en conocimientos de psicología y test proyectivos.

Existen tesis o pruebas demostrando que la grafología es una ciencia

En el minuto 11 con 5 segundos señala que ningún grafólogo desde Michón hasta ahora ha hecho estudios y cotejos grafológicos para ver si hay rasgos comunes.

y al minúto 11 con 49 segundos dice que se realizó en 1988 se hizo un metanalisis de 200 estudios que habían realizado acerca de la grafología para ver si tenía cierta validez la grafología

Nuevamente, menciona datos sin citar fuentes ni de dónde saca estas

Invitamos a Schwartz y todo aquel que piense igual a leer el libro de Francisco Viñals y Mary Luz Puente “Grafología y ciencia – Validación de 150 tesis doctorales” para que tengan un acercamiento a los distintas pruebas a que se ha sometido la grafología por todos los grafólogos desde Camilo Baldi hasta nuestros días, luego podrán leer cada una de las tesis que allí se exponen de forma individual si le quedaran más dudas.

Para terminar acá, continúa hablando de los fenómenos paranormales y otra serie de afirmaciones sin comprobar, sobre los astrologos de Hitler, etc.

Dejamos pues por acá al Sr. Schwartz y pasamos a argumentos más serios, muchos de ellos abordados por Robert Saudeck en su libro “The Psychology of Handwritting”

Críticas válidas a la grafología y sus respuestas

Entre sus argumentos exponen:

Cambios de letra o escritura:

No se puede determinar aspectos biológicos o psicológicos de un individuo por su escritura si tengo en cuenta que la persona cambia su letra constantemente.

Respuesta

Esta afirmación parte de una premisa falsa y es que es posible cambiar la letra o la escritura. Lo que se cambia es uno o dos aspectos de la escritura pero no toda la escritura.

Segundo, esta afirmación no toma en cuenta la segunda parte de la definición la cual hace referencia a determinado momento y lugar. esto quiere decir que hay varios aspectos que inciden en la escritura y no sólo la personalidad. Hay que tomar la escritura en su debido contexto.

Escribir con la mano menos hábil

Si escribo con la mano menos hábil ya el grafólogo no podrá sacar conclusiones ciertas. En otras palabras la escritura no está conectada al carácter del escribiente sino exclusivamente de los músculos constitutivos de su mano.

Respuesta

Esta es tal vez una de las críticas más difíciles de salvar, no obstante observese que, nuevamente parte de una premisa equivocada, el que escribe no es la mano sino que, como señala Solange Pellat en las leyes de la escritura, el que escribe es el cerebro (ver también Grafología y neurociencia)

No importa el miembro con que se escriba, si está o no habituado a escribir, la que conduce, guía, dice por dónde debe ir para realizar una letra, una palabra, etc, es el cerebro.

Las deformaciones respecto a lo que es nuestra escritura con la mano más habituada a escribir, se deben a la falta de práctica y habilidad motriz, pero siempre el que conduce la mano es el cerebro.

Parafraseando a Robert Saudeck “para el ojo no entrenado en grafología, la escritura realizada con la mano diestra y con la mano zurda, aparecerán como completamente distintas… sin embargo para el grafólogo es el mismo cerebro el que escribe “ (“The Psychology of Handwritting”)

Escritura en tablets y teléfonos

Hoy en día la escritura va cambiando el soporte, se nos exige firmar documentos en soportes electromagnéticos, tablets o incluso celulares, y esto es más decisiva para la escritura que el carácter.

Respuesta

Volvemos a citar a Robert Saudeck aquí cuando dice que naturalmente el carácter del escritor es modificado por las circunstancias externas y el material utilizado, de hecho la definición así lo expresa (… en determinado momento y lugar o circunstancias), sin embargo, como se señalo ut supra, el que escribe es el cerebro y no el soporte o el lápiz.

El cerebro deberá en algunos casos reacomodarse a las nuevas exigencias del ambiente, al igual que lo hace cuando se nos reduce el espacio para escribir o firmar, por lo que no importa el soporte o el útil escritor si es lapicera, draipen o el dedo, el que escribe siempre es el cerebro y el grafólogo así lo entenderá.

La escritura es el resultado de la educación

“Yo escribo así por que así me enseñaron, nada tiene que ver con mi conducta o mi carácter” o “toda una generación escribe similar a pesar de tener caracteres de comportamiento distintos”

Respuesta

Esta crítica permaneció por mucho tiempo, sin embargo, parece evidente que en la misma frase con que se pretende criticar la grafología está develando un aspecto de su personalidad, y es el respeto a seguir el modelo que se le enseñó. Si se reconoce que existen distintos tipos de escritura, y la persona lo sigue haciendo del mismo modo en que se le enseño en la escuela, algo está diciéndonos eso del inconsciente.

Respecto a que toda una generación escribe similar a pesar de tener caracteres distintos, es cierto, ahora bien, similar no es idéntico, similar con varias notas de distinción que permiten identificar que escritura pertenece a una persona y cual a otra.

Esta similitud en los caracteres puede deberse a características de las personas por epocas, por generaciones, por el momento en que les toca vivir y esto también es contemplado en la definición. Es evidente que no es lo mismo la escritura de nuestros abuelos que la de los jóvenes hoy en día, las circunstancias y epocas influyen en el caracter, por eso también podemos hablar de características conductuales de determinadas generaciones en relación a otras. La incursión de la tecnología va modificando nuestra manera de escribir pero también de comunicarse con otras personas, de expresarnos y relacionarnos, etc. y eso es parte del caracter.

Se puede falsear la propia escritura

La escritura la puedo modificar a voluntad, si modifico mi escritura no es posible que el grafólogo sepa algo de mí.

Respuesta:

Es verdad que se puede modificar ciertos aspectos de la escritura a voluntad, pero no todos, existen en grafología 267 signos gráficos clasificables en categorías, especies y subespecies, podrá modificar uno, o a lo sumo 2 aspectos gráficos que la persona considera más llamativo, no obstante, el resto de los aspectos gráficos de nuestra escritura permanecerá intacto.

Esto se complementa con otra observación y es que ningún signo o aspecto grafológico se puede analizar en forma aislada sino en concomitancia con los demás, esto es, el grafólogo no puede sacar conclusiones por 1 o 2 aspectos gráficos aislados. es el total lo que me describirá la personalidad.

Se ha expresado también que, el rasgo de personalidad modificado en un aspecto gráfico, se manifiesta en otro lado del grafismo.

Se puede analizar la escritura en imprenta mayúscula?

Si se puede, el hecho de escribir en cursiva o en imprenta ya es una nota característica de la personalidad del sujeto.

Hay quienes dicen que sí, pero se obtendrán menos datos, esto es falso.

El hecho de que faltan aspectos que el grafólogo considera importantes como pies o jambas y crestas o hampas, no impide su estudio e interpretación, de hecho, esa sola mención ya es indicativo de algo que es propio de su personalidad.

Igualmente en la escritura en imprenta podré analizar, el orden, la disposición, la distribución, la dirección, la inclinación, el tamaño, las proporciones, la presión, la velocidad, siendo el aspecto forma indexada como tipográfica.

Que diferencia hay entre la Grafología y la Pericia Caligráfica

La Pericia caligráfica es prima hermana de la grafología.

De hecho lo que diferencia la grafología de la pericia caligráfica, no es su objeto de estudio que en ambos es el mismo, sino la finalidad, con que fin se estudia el grafismo.

Dicho de otra forma, la grafonomía está en la base de toda ciencia que pretenda estudiar grafismos.

La finalidad del grafólogo y de la grafología es preguntarse Porque?

Por que una persona escribe de determinada manera? (grande o pequeño, inclinado o invertido, ascendente o descendente), que aspectos influyeron en su su escritura? (circunstancias ambientales como frío o calor, emocionales, como ira, tristeza, alegría, temor, etc)

Porque cambió su escritura? Fue voluntario el cambio o involuntario (forzado, patológico o quizá algún otro motivo).

La finalidad del Perito y de la pericia caligráfica es preguntarse Cómo?

Como escribe o firma determinada persona? (grande o pequeño, inclinado o invertido, ascendente o descendente), cuáles son los aspectos gráficos más permanentes y cuáles puede cambiar?

Cómo firma cuando tiene espacio? y cuando no? etc.

Quien escribió o firmó un documento?

Ambas responden a esta pregunta desde enfoques distintos.

Falsedad o autenticidad

Si lo que se busca determinar es sobre la falsedad o autenticidad de una firma, entonces, el más idóneo para responder esto será el perito calígrafo.

El perito calígrafo sabrá identificar cómo firma una persona, cuales son los rasgos gráficos más propios, para poder hacer el cotejo y determinar si es o no es de la misma persona. En su informe nos tendrá que ir diciendo cómo firma una y otra persona.

Anónimos o bajo que circunstancias o condiciones se firmó o escribió

Si lo que se busca es determinar por ejemplo, quien escribió un anónimo o bajo que condiciones se escribió una carta? el más idóneo es un grafólogo.

El grafólogo podrá decirnos características de la personalidad, de sus emociones de las fluctuaciones del inconsciente. En su informe nos irá explicando el porque de cada una de sus manifestaciones gráficas.

Y tu que opinas?

Dejanos tus comentarios y preguntas abajo

Pericia Caligráfica

PERICIA CALIGRÁFICA – UN NUEVO MÉTODO 2019

La grafía manuscrita es algo tan personal, peculiar y característico del sujeto que lo ejecuta, que por medio de su análisis es posible identificar a su autor.

La Pericia Caligráfica es la técnica consistente en el cotejo entre un grafismo que llamamos dubitado (grafismo cuestionado) y los grafismos indubitados (aquellos atribuibles de manera cierta a un sujeto), a los efectos de determinar la autotenticidad o autoría del primero.

El método utilizado en la técnica pericial no se queda en la mera comparación de formas (de las letras, palabras, dibujos, etc.), sino que observa al grafismo como una actuación del movimiento en el espacio y el tiempo. Es decir, que se estudian además de los aspectos estáticos, los aspectos dinámicos, puesto que no podemos desvincular el acto de escribir con los contenidos psicofísicos temperamentales y profundos de la persona.

Para llevar a cabo el análisis y el cotejo de los grafismos que deben ser estudiados, el perito debe recurrir a la aplicación de diversos instrumentos (o grafoscopía) como ser distintos tipos de luminiscencia, (visible fría RGB, blanca, ultravioleta, infrarroja, aplicadas desde diferentes ángulos – rasante, incidente, oblicua, diascópica), cámara fotográfica con visión de iluminación infrarroja, microscopio de alta resolución, tableta informática de medición y captura de movimientos graficados y aéreos, presión y velocidad.

Nuestro método – Una nueva metodología de cotejo de firmas

La práctica y la experiencia, sumados al deseo de encontrar el mejor y más perfecto método de comparación y determinación de autoría, hemos elaborado un método único, que nos permite determinar en que medida, y fundamentalmente en que porcentaje, una firma pertenece o no a una persona, eliminando el margen de error en la observación en que pudiera caer el perito.

PROCESO DE CREACIÓN DEL MÉTODO

Teníamos claro que la comparación de los diferentes aspectos grafonómicos no nos brinda una certeza del 100%, no sólo porque así lo indicaba nuestro espíritu de investigación en todas nuestras prácticas, sino porque también resonaba en nuestra cabeza la idea que incluso una investigación como el ADN, entre otras prácticas médicas, no arrojaba resultados ciertos del 100%, Cómo era posible que un estudio de firmas, con los posibles errores de observación en las que podía caer el perito arrojaran un resultado con mayor fidelidad y certeza?

Esta duda aumenta si pensamos en que quien falsifica una firma o un documento lo hace con cierto grado de similitud a la original, fundamentalmente en cuanto a la forma, pero como sabemos, la práctica hace al maestro, y la similitud se extendía a otros aspectos como la velocidad, un aspecto que por su parte, también sabemos es muy difícil de evaluar si no fueron hechas las firmas, tanto dubitadas como indubitadas, en nuestra presencia, más allá de que contemos con el instrumental óptico necesario, e incluso así, las probabilidades de error en que podía caer el perito eran bastante grandes.

Es así que emprendimos la investigación de un nuevo método que nos dijera como saber, en cálculos de porcentaje, los grados de probabilidad en que una firma pertenece a una persona o no.

UN NUEVO MÉTODO EN PERICIA CALIGRÁFICA – elaborado por estudio Aranco & Asociados

Nuestra experiencia en Pericias Caligráfica nos mostraba que en el análisis, estudio, cotejo y comparación de firmas, había aspectos gráficos que el perito indudablemente le otorga mayor importancia o valor relativo, fundamentalmente, aquellos rasgos más inconscientes y que por naturaleza son más difíciles de imitar u ocultar, generalmente, la velocidad, la presión, los puntos de ataque y escape, los ligados entre letras, la abreación de óvalos, entre otros.

Pero estos aspectos que consideramos más inconscientes y determinantes, van variando firma a firma, persona a persona.

Es por esto que decidimos elaborar, caso a caso, una tabla de incidencia de los aspectos gráficos, teniendo en cuenta distintas variables, como ejecución inconsciente y automatismo de los aspectos gráficos, posibilidades de observación, medición y margen de error.

Esto nos obliga a tener en cuenta, todos los aspectos y subaspectos gráficos analizables, y no solo aquellos que el perito, intuitivamente considera cómo “más relevantes”.

Por otra parte cada uno de los aspectos gráficos será valorado en una escala numérica. Los valores máximos posibles, multiplicados por los grados de incidencia arrojaría el 100% de exactitud.

Así, el mayor o menor grado de exactitud en el cotejo de cada uno de los aspectos gráficos, será valorado por esta segunda escala que, multiplicada por la incidencia, nos arrojará el tercer valor definitivo.

La relación entre este tercer valor hallado y el 100% de exactitud posible, nos dirá en que porcentaje una firma pertenece o no a una persona.

Por su parte, si se diera un grado de exactitud del 100%, estaríamos hablando de la misma firma, no ya de dos firmas distintas de la misma persona, sino, exactamente de la misma firma. Estaríamos ante una re-implantación de una firma sobre otro documento, lo cual también sería una falsificación.