Grafología, Grafólogos clásicos

GRAFOLOGÍA Y CIENCIA – ESTUDIOS DE ALFRED BINET

En 1954 Alfred Binet publicó la obra “Grafología y Ciencia”

Alfred Binet era un psicólogo francés, conocido sobre todo por su trabajo sobre el test de inteligencia desarrollado junto al psiquiatra y psicólogo Théodore Simon,

En esta libro deja asentado el método que utilizó para someter a la grafología a un control científico.

También podemos decir que sometió a prueba de control al mismismo Crepieux Jamin según veremos.

Expondremos aquí el método desarrollado para determinar si la grafología puede o no determinar el sexo y edad de la persona.

Antecedentes – Posiciones de Michón y C.Jamin al respecto

Anteriormente a estos estudios, Michón en su obra “los misterios de la escritura”, había señalado la imposibilidad de determinar el sexo y la edad de la persona.

Por su parte, Crepieux Jamin en su obra “tratado práctrico”, señalaba que era posible con el argumento de que si cada sexo tiene su psicología, debe tener su escritura, y que al modificarse la escritura según el desarrollo del individuo, indica también su edad.

Esta instancia que le proponía Binet a C. Jamin, le resultaba de sumo interés para poner su fundamentación a prueba.

Sobre los documentos con que trabajó.

180 sobres de carta en la que lucía  generalmente la siguiente información

  • El nombre de Alfred Binet
  • La dirección de A.B (nombre y número de calle)
  • La ciudad y el departamento.
  • En algunos casos su título (derector del laboratorio psicológico de la Sorbona)

Esto hacía a un total de entre 8 a 20 palabras.

La edad de las personas iba desde los 15 a los 93 años.

Los expertos que iban a analizar las cartas

Crepieux Jamin

Eloy (miembro de la Sociedad de Grafología francesa)

15 personas ajenas a la grafología

Los resultados:

Logró un resultado exacto en 141 de los 180 casos, esto arrojaría un 78.8 por ciento de acierto. Sin embargo debemos aclarar que, de los 180 casos, según le expresara a Binet hubieron 51 que le generó dudas, lo que equivale a decir que 2 de cada 7 casos le generan dudas.

De estos 51 casos que le generaron dudas, acertó aproximadamente la mitad, lo que Binet interpreto como aciertos al azar.

En el caso de Eloy, este no estudio los 180 sobres, sino 103, con 25 errores, lo que da un porcentaje de acierto del 75 por ciento.

El porcentaje de respuestas exactas realizadas por los legos en grafología fueron de entre un 65% a un 73%.

Conclusión:

“la cuestión de saber si judicialmente es admisible la pericia del sexo por la escritura depende de la solución que se de a esta otra pregunta ¿es admisible un error de un décimo?

En resumen

“Es cierto que la escritura contiene caracteres que permiten determinar el sexo del escribiente con un porcentaje de error, que en las circunstancias más favorables para la pericia ha sido de un décimo”

Por que en las circunstancias más favorables? Por que también el estudio arrojó como resultado que:

1º hay escrituras cuyo sexo es evidente

2º hay escrituras cuyo sexo es ambiguo

3º hay escrituras que llevan los signos del sexo opuesto.

Sobre la edad de las personas

Binet partió de la base que no era posible determinar a través de la escritura la edad verdadera de las personas que surge de la partida de nacimiento, sino la edad fisiológica de sus arterias, así como la edad psicológica, en otras palabras lo que se iría a determinar es la edad psicofisiológica del individuo.

Para esta prueba Binet les pidió a los grafólogos y legos que estudiaran 100 de los 180 casos.

Como resultado obtuvo que el margen de error a que se exponen es tan grande que no se le debe tomar en cuenta.

Conclusiones personales

Entiendo, y así lo enseño en mis cursos, que en relación al sexo de la persona que escribió un documento, se podrá a lo sumo señalar que posee rasgos gráficos compatibles con una mayor imago masculina o imago femenina, pero no debería el grafólogo determinar a ciencia cierta el sexo de la persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.