Grafología

LA ESCRITURA COMO HERRAMIENTA TERAPÉUTICA EN EL PARKINSON

La grafoterapia es una técnica terapéutica complementaria, natural e integral, al servicio de la medicina y la psicología.

Como herramienta de acompañamiento y sostén para pacientes de parkinson, su finalidad es cooperar en el control de la motricidad fina, disminuir la rigidez muscular y facilitar el desplazamiento del sujeto en la vida cotidiana.

Debemos aclarar que en la escritura no se ven enfermedades, sino que se encuentran signos de alteraciones de la salud que pueden ser motivadas por diversas causas.

Uno de los rasgos más importantes en la valoración de la salud orgánica es la presión en la escritura. Este género es el primero en verse alterado en enfermedades neurodegenerativas como el PARKINSON.

Escritura y parkinson

La Enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa progresiva sin causa definida. Es un trastorno del Sistema Nervioso Central (SNC) que se caracteriza por una degeneración de un tipo particular de células localizadas en los “Ganglios Basales” y especialmente en una parte del tronco del encéfalo llamada “Sustancia Negra”. Estas células son las encargadas de fabricar una sustancia denominada “Dopamina”, la cual es la responsable de transmitir la información para el correcto control de los movimientos.

Cuando hay una marcada reducción del nivel de Dopamina, los “Receptores Dopaminérgicos”, estructuras encargadas de recibir esta sustancia que se encuentran en una región del cerebro denominada “Cuerpo Estriado”, no son estimuladas correctamente y esto se traduce en temblor, rigidez y lentitud de movimientos e inestabilidad postural entre otros síntomas.

La deficiencia en la presión de la escritura, ya sea por aumento excesivo o carencia, se presentará sobre todo en los trazos horizontales más que en los verticales.

Síntomas particulares de la enfermedad de PARKINSON  y su manifestación en la escritura

TEMBLOR DE REPOSO:

Se manifiesta cuando la persona tiene sus extremidades relajadas y desaparece cuando adopta una actitud o realiza una acción. Con frecuencia compromete las extremidades superiores distales, y con la evolución se hace bilateral.

Estos enfermos suelen presentar una escritura muy presionada tendiente a pequeña o apretada, donde la mayor manifestación se da en los trazos finales.

RIGIDEZ:

Se manifiesta por endurecimiento muscular, por la resistencia que opone un segmento corporal a la movilización pasiva.

Se puede presentar en forma de “rueda dentada”, en que hay breves episodios de oposición alternados con episodios de relajación. También se puede manifestar por una resistencia más persistente, donde esta se mantiene constante en todo el rango del movimiento, tanto en flexión como en extensión y no cambia al variar la velocidad; o puede ser tan extrema que no permita la movilización completa en el rango articular.

Se refleja en una escritura muy grande (macrografía), en muchas ocasiones ilegible, fragmentada, muy poco presionada, todo debido a la dificultad de pinzación del útil (hipocinesia). La escritura de estos enfermos se caracteriza por la presencia constante de ángulos, pudiendo llegar a presentarse incluso en la propia realización del trazo que compone la letra.

BRADICINESIA:

Se manifiesta por la lentitud en el inicio, realización o finalización de movimientos voluntarios, particularmente en movimientos repetitivos o alternantes de las extremidades, donde se observa una progresiva reducción de la velocidad y amplitud.

La bradicinesia se evidencia en las tareas motoras que requieren mayor destreza y movimientos secuenciales, acentuándose cuando se realiza otro movimiento concomitante. En la actividad diaria se expresa en múltiples aspectos como marcha lenta y a pequeños pasos, disminución del braceo, dificultad para abotonarse la ropa y en el empequeñecimiento de la letra de forma progresiva (Escritura decreciente o gladiolada).

Deja un comentario