Grafología

LA ESCRITURA COMO TERAPIA EN EL CONTROL DE LA ANSIEDAD

CONCEPTO

El término ansiedad proviene del latín “Anxietas” que significa angustia y refiere a la anticipación de un hecho o evento que se visualiza como perjudicial.

La ansiedad es entendida como una modalidad atenuada de la angustia y se manifiesta por un estado emocional durante el cual el sujeto se siente en peligro.

Para el psicoanálisis, ese estado, puede estar motivado, ya sea por una frustración del Ello respecto a la satisfacción de una necesidad vital o por un remordimiento o complejo de culpa impuesto por el Superyó después de haberse salteado una prohibición moral.

La ansiedad va acompañada generalmente con un síntoma somático de tensión, que produce ciertos niveles de estrés.

Es importante tener presente, que un cierto grado de ansiedad siempre es deseable, en tanto permite prevenirnos de daños futuros. Por eso, no debe confundirse la ansiedad, normal y hasta deseable, con el desarrollo patológico de este estado denominado “Trastorno de ansiedad” y que se encuentra en las FOBIAS, PÁNICO, LA AGORAFOBIA, TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO, TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADO, entre otros trastornos.

En lo que refiere al comportamiento del sujeto, la ansiedad puede manifestarse de manera estimulante, provocando una reacción, o bien de manera paralizante, impidiendo a la persona actuar.

En lo que interesa a la grafología, la ansiedad, en tanto estado emocional y tensión somática, se refleja en la escritura.

En principio cabe señalar que casi todas las patologías se manifiestan en un mal manejo del espacio gráfico.

Recordemos que el papel representa el ambiente en que se mueve el individuo y el manejo del espacio gráfico refleja entonces la forma que el individuo se maneja en el ambiente que lo rodea.

En el caso de la ansiedad paralizante se podrá observar que el sujeto deja espacios excesivos en los márgenes, entre palabras y entre líneas, esto es, espacios en los que el sujeto no muestra acción.

Eventualmente se dará una hiperestructuración del espacio gráfico, ya que quien se siente en peligro, siente la necesidad de controlar el ambiente (el papel) como un mecanismo de defensa del YO.

Es común también observar en quienes están pasando por un estado de ansiedad paralizante, cuchillas, pasillos, bolsas en el interior del texto y fantasmas del lado derecho.

Por el contrario en el caso de la ansiedad estimulante, el sujeto mostrará la tendencia a ocupar todos los espacios al máximo, observaremos menor espacio entre palabras, letras y renglones y márgenes casi inexistentes.

Otra característica común a ambos tipos de ansiedad son las jambas truncas, lo que refleja una limitación en el desarrollo de las pulsiones y del Ello y un sentimiento de culpa ante los placeres.

Las jambas de las letras son la parte inferior de las letras “g, j, y, q, p” y eventualmente la “z” cuando se escribe con jamba.

Cabe tener presente que al analizar las letras en particular, la parte superior refleja el superyó del individuo, la parte central refleja el yo y la parte inferior el Ello.

En el caso de la angustia paralizante podremos observar además una escritura lenta, inhibida, contenida, fragmentada, desligada o al menos agrupada, pequeña o gladiolada, con brisados y torsiones.

La dirección será descendente o desigual y la presión será débil y floja.

Asimismo el eje axial de las letras podrá aparecer invertido y la escritura mostrar movimientos regresivos. Por lo general, la firma se presentará poco clara, generalmente enmarañada o tachada, ubicada a la izquierda.

Todas estas características refieren a una baja autoestima, temor en el actuar, excesos de previsión, cerebro rumiante, dificultad para actuar, falta de espontaneidad por desconfianza y temor al futuro, apego a lo que se tiene.

Por el contrario, en el caso de la ansiedad estimulante, la escritura se dispara hacia adelante con gran velocidad y con trazos lanzados y acerados.

La escritura puede ser adosada, estrecha, sobrealzada, en dirección ascendente o desigual, de tamaño irregular y presión adecuada a fuerte. Todos estos aspectos denotan estimulación ante el ambiente, temor a permanecer, necesidad de huir de las experiencias pasadas y del presente.

TERAPIA Y ANSIEDAD

La grafoterapia es una técnica terapéutica complementaria, natural e integral, al servicio de la medicina y la psicología.

Encuentra su fundamento en la estrecha relación cuerpo – mente.

La escritura es el reflejo fiel del comportamiento de nuestro cerebro.En la ejecución de un trazo se refleja un proceso mental, emocional y orgánico que es posible interpretar.
Si está en nuestra mente está en nuestra escritura, si está en nuestra escritura está en nuestra mente, por lo que un cambio en la escritura modificaría el circuito neuronal de nuestro cerebro.

El acto de escribir no solo refleja la psicología del individuo sino también su fisiología, por lo que forzando determinados cambios en la escritura se pueden curar diversas dolencias. En la escritura reflejamos nuestra realidad psíquica y fisiológica. La escritura delata como en una especie de electroencefalograma grafomotriz proyectado sobre un papel, el funcionamiento psicosomático del individuo.

Así como en grafología afirmamos que escribimos como somos, no es menos cierto que somos como escribimos, de este modo, se comprende que, modificando nuestra letra modificamos aspectos de nuestra personalidad.

El principio de la grafoterapia es que, si ciertos rasgos de la escritura están revelando ciertas características de la personalidad, haciendo el camino contrario, mediante entrenamiento retroalimentado (proceso consciente), variando ciertos rasgos gráficos se pueden modificar y mejorar ciertas características conductuales inconscientes de las personas.

Si se corrigen los trazos y las esencias reflejo de la ansiedad en la escritura, desaparece la manifestación de la ansiedad en la escritura y consecuentemente desaparece del cerebro. Esto es, en tanto la modificación de la escritura, sea de tal naturaleza que la escritura habitual pase a ser la corregida por el método terapéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *