Categorías
Clásicos Grafología alemana Ludwig Klages

Hay contradicción en Klages?

Una de las críticas que se le hacen al método de Klages es que cae en contradicción.

Citaremos aquí a Ursula Avé-Lallemant y su obra “Las cuatro escuelas alemanas”.


Antes de comenzar, queremos destacar que valoramos y destacamos el trabajo y los aportes de Ave-Lallemant más allá de las conclusiones opuestas a las que arribamos en este artículo.

Crítica: La supuesta contradicción

Señala esta autora que en relación a las escrituras ancha y estrecha estas son los polos verdaderos de un todo y que así debe entenderse. En las columnas positivo de cada signo nos dice Klages que cuando la escritrua es ancha (en su calificativo plus) la interpretación es de afán, y cuando la escritura es estrecha (en su calificativo plus) la interpretación es autocontrol. Afán y autocontrol deben leerse como comportamientos opuestos que indicarían estructuras anímicas constituídas en forma polar (leemos afán como necesidad de expansión). El autodominio oprime al afán y el afán destruye el autodominio (podríamos leerlo como que lo ancho destruye lo estrecho y viceversa).  Así, sería pensar en una oscilación pendular entre dos polos, dónde el centro de gravedad de esa polaridad caracterizaría el “tipo”. Son alternativas opuestas.

Pero cuando pasamos a la columna de interpretación negativa, observamos que la impaciencia (interpretación minus de escritura ancha) no es ninguna alternativa a la precaución egoísta (interpretación minus de escritura estrecha) como tampoco lo es la falta de autodominio (minus de escritura ancha) a la ambición (minus escritura estrecha).

Pero más evidente se hace en la interpretación “falta de profundidad” en la columna negativa de escritura ancha y la de envídia en la escritura estrecha que no están absolutamente en ninguna relación salvo por su descalificación del escrito.

Me voy a detener aquí.

El error en la interpretación

Entendemos que Ursula Avé – Lallemant confunde el concepto de ritmo con los de la naturaleza del alma y el espíritu.

Los conceptos de opuestos los da el ritmo, distinguiendo en un caso y otro si la misma exteriorización responde a una fuerza impulsiva para exteriorizar su estructura interna y por lo tanto su naturaleza o puede deberse a la debilidad de las resistencias. Pero las fuerzas y las resistencias no responden tanto a la naturaleza vital o espiritual del individuo sino a la estructura caracterológica.

Corregimos la interpretación

Veamos nuevamente si la contradicción que nos pone en evidencia Ursula Avé – Lallemant sobre el método de Klages es correcta.

Que nos dice Klages sobre escritura ancha

Cuando Klages habla de escritura ancha dice que la causa puede darse por reforzamiento de la intensidad de la idea del fin, que en su sentido positivo se traduce en afán personal o espíritu de conquista. Y continúa señalando “pero el simple hecho de no ver los obstáculos inevitables tendría el mismo resultado, y entonces la anchura de un escrito provendría en sentido negativo de la falta de frenos”.

Cómo debe interpretarse

En otras palabras no está diciendo que la escritura ancha puede deberse a una fuerza impulsiva – afán personal o espíritu de conquista – o a una debilidad de la resistencia, no ver los obstáculos no genera resistencias, y por lo tanto no tener resistencias es igual a falta de frenos.

Es decir Klages está ubicando la escritura ancha, dentro de la estructura del carácter, como manifestación de la excitabilidad de la voluntad que resulta justamente de las disposiciones fuerza impulsiva y resistencia. Estamos frente a una fuerza que impulsa hacia un fin y la resistencia que se opone que hace necesaria la presencia de la voluntad activa. En cambio cuando no hay resistencia o la resistencia no se visualiza, el resultado sería un mero apresuramiento, impaciencia, falta de autodominio, todas interpretaciones vinculadas a la excitabilidad de la voluntad en minus.

Que nos dice Klages sobre escritura estrecha

Cuando refiere a la escritura estrecha como autodominio nos dice Klages “se piensa simplemente en aquella valiosa facultad por la que la persona humana mediante una fuerza de resistencia interior domina sus impulsos momentáneos”. Y aquí resaltamos dos cosas; que refiere a resistencia interior (en la excitabilidad de la voluntad la resistencia sería exterior), y fundamentalmente que refiere a impulsos momentáneos que Klages en más de una oportunidad refiere a ellos como instintos o excitación impulsiva.

Cómo debe interpretarse

En otras palabras y para que se entienda desde lo rítmico, la escritura estrecha puede responder a la fuerza de resistencia interior que domina los impulsos, o bien a la debilidad del impulso para manifestarse o exteriorizarse, y por ese motivo su escritura resultaría igualmente estrecha.

Conclusión

Podemos oponer la fuerza del impulso con la fuerza de la resistencia pues claramente son fuerzas opuestas, que su manifestación en plus refieren a exteriorizaciones opuestas, pero no podríamos oponer la debilidad del impulso con la debilidad de la resistencia cuando no son fuerzas opuestas las que están en juego, y esto por cuanto la debilidad de la resistencia no implica el aumento de la fuerza opuesta, y esto justamente lo que entendemos se interpretó mal en el análisis llevado a cabo de Ursula Avé-Lallemant.

Es por eso que la oposición debemos buscarlos en los plus y no en los minus.

Deja un comentario