Klages – el ritmo y el carácter – grafología alemana

El ritmo – cualidad del cosmos

Klages y la filosofía del ritmo

Lo que Klages llamó Ritmo, es una característica de los fenómenos del alma universal, La energía que mueve al universo.

La energía se mueve entre dos polos. Eso es el ritmo natural

La vida fenoménica se expresa en extremos polares por los cuales transita, y que generan el cambio constante, el flujo, el devenir en la naturaleza, de manera armónica, en el cuál sólo podemos identificar asociado a los extremos polares a modo de magnetismo, frio y calor, noche y día, grande y pequeño.

Los extremos polares en el individuo.

En el hombre podemos identificar estos extremos polares por los cuales se transita cómo magnetismos, en las ideas de nacimiento y muerte, crecimiento y decadencia, vigilia y sueño, parte izquierda y parte derecha, y así con todo el organismo vivo.

En esta polaridad existe el hombre cómo ser vivo, cómo parte integrante de la naturaleza y el cosmos al que pertenece.

En Jung vemos la referencia a estas polaridades en el inconsciente colectivo a través de las imágenes arquetípicas de padre y madre, hombre y mujer, el ánima y el animus, etc.

El espíritu – la conciencia

Pero en el hombre también se ha desarrollado la consciencia, la fuerza separadora que identifica, categoriza, que necesita dar sentido y estatificar el constante fluir del universo. La métrica, el compás, la medición, el orden, son necesidades de la consciencia.

Por esto, el ritmo es percibible por la intuición. Al momento de querer señalarla, la estamos separando, por lo que pierde su naturaleza y esto es producto de la necesidad de la consciencia de poder identificarla. Se pierde la condición del ritmo para formar parte del compás del espíritu.

Sea and Rocks

La mente capta el ritmo

El fluir del río presenta su ritmo, el del mar con sus olas semejantes pero nunca idénticas también. Si quisiera tomar una fotografía de ese río, para captar su ritmo, su esencia lo podría hacer, pero esa captación no se logra sino intuitivamente, pues lo que tengo es una figura estática, el ritmo no es captado por la imagen fija, sin embargo puede ser percibido.

El ritmo en la escritura o ritmo gráfico

Esto es lo que sucede con la escritura a mano. La información sensorial que recibimos al momento de enfrentarnos a una escritura es una información estática, medible, categorizable, identificable en sus formas, funciones de la consciencia. Sin embargo podemos sentir el ritmo, extrapolarnos al momento de realización de la escritura, sentir la escritura en ejecución, captar el movimiento de su realización.

Un buen ejemplo de esto es el concepto de velocidad escritural.


La velocidad de escritura cómo ejemplo de captación del ritmo

La información sensorial que recibimos al visualizar dos escrituras es de dos imágenes estáticas, con sus formas y sus dimensiones particulares. Sin embargo podemos distinguir que una escritura puede haber sido ejecutada de manera más de deprisa que otra, esta información es siempre perceptiva que va más allá de lo puramente fenoménico. Los sentidos se agudizan y se completan con la percepción dándonos una imagen integral.

En este sentido se hacen más apreciables o valorables los estudios de velocidad de la escritura de R. Saudek, que nos dio las pautas o condiciones permanentes que necesita la consciencia para poder llevar a cabo sin errores la percepción de la velocidad.

Saudek hizo hincapié, no en el ritmo en sí, sino en los momentos en que se producen los cambios de ritmo, los cambios de velocidad.

El nivel de forma según Klages

El flujo de un polo al otro, que llamamos ritmo, no es analizable sino solamente descrita groseramente.

Cada parte, cada eslabón que separamos de la cadena que une ambos extremos polares de la naturaleza fenoménica y por el que fluye el constante devenir de la vida, es siempre semejante a los precedentes, siendo en cada instante, el cúmulo de todos los anteriores y distinto a todos los anteriores.

Niño sonriendo

El adolescente contiene la información genética y psicológica del niño que era, pero a su vez distinto de ese niño que era.

Cada estado del ser contiene toda la información de los estados anteriores y es lo que llamamos vida. Siempre cambiante siempre en movimiento.

La vida está siempre en estado de creación, está siempre en movimiento. Cómo el fuego de Heráclito, es la transformación en sí misma hasta su extinción o la extinción del cuerpo que lo contiene. El alma necesita un cuerpo para expresarse, sin cuerpo no hay alma. Hay una relación simbiótica entre cuerpo y alma.

Esta idea, que nos hace recordar al concepto del inconsciente colectivo de Jung, y que Klages lo hace depender del ritmo, nos brinda información de la singularidad o individuación de cada ser.

Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos“.

Heráclito

Cada llama del fuego contiene la llama anterior que es su causa. Así, dos fuegos distintos tendrán cada uno su propia expresión, su propio arte, en función de su propia historia.

Cada persona tiene su singularidad, su originalidad expresiva. Resultado visible en las facultades de expresión. Su propio nivel de forma.


La estructura del hombre

Cuerpo alma y espíritu según Klages

Klages entiende al hombre como un ser integrado por tres estadios de desarrollo cuerpo, alma y espíritu.

Estos estadios se desarrollan a través de distintas líneas posibles que constituyen la materia del sujeto.

Cada uno de estos estadios se expresa en dos estados posibles; activo y pasivo, receptivo y ejecutivo. Receptivo que recibe la información que le precede y ejecutivo que proyecta la información hacia afuera para continuar el ciclo. Estos son los polos en que fluye el ritmo.

En otras palabras, el estado activo es la manifestación externa y el pasivo es la vivencia interior que se concreta a través de diversos insight o imput.

Los polos del cuerpo

El estado pasivo del cuerpo son las sensaciones que ingresan a través de los sentidos. Hay sentidos más desarrollados que otros, por lo que permiten un mayor insight.

La exteriorización del cuerpo se da a través del acto motriz, a través del movimiento.

Los polos del alma

El estado pasivo del alma es la imagen, la figura entendida cómo percepción. Aquello que visualizamos psicológicamente.

Las imágenes, formas, que ingresan a través de los sentidos son percibidas por nuestra alma que selecciona aquello que permanecerá en nosotros cómo un recuerdo.

El estado activo del alma es la representación de imágenes, es decir, aquello que las imágenes o figuras percibidas representan para nosotros según nuestra propia experiencia, nuestros recuerdos, nuestra historia. Es la creación de formas, la visión de lo que no está, la Gestalt.

Los polos del espíritu.

El estado pasivo del espíritu que es la mente consciente es la aprehensión, asimilación, esto es la transformación que hace la mente a través del pensamiento de lo que fue percibido, para darle un sentido, una significación.

La manifestación externa del espíritu se logra mediante la voluntad que adjudica intencionalidad a aquello que fue asimilado y que activa las necesidades del alma y del cuerpo.

Fig. 1

Estructura psíquica del self

Excitabilidad de los sentimientos, de la voluntad y facultades expresivas.

El alma

Los estados del alma son alimentados por los sentimientos.

Los sentimientos condicionan la representación que le damos a lo que percibimos.

Cuando se está poseído por un sentimiento positivo cómo el amor, el agape, la representación de las imágenes, las circunstancias, las condiciones y situaciones que se vivencian son percibidas de manera más positiva, amorosa, y de ahí la representación que de ella nace.

El espíritu

Los estados del espíritu son alimentados por la voluntad. La voluntad dirige la atención hacia determinada información, y nos empuja hacia ese fin.

La voluntad sólo puede surgir de la mente, de la consciencia que separa, distingue y discrimina.

La voluntad fortalece el ego, el ego siempre vinculado al espíritu y no al alma.

La voluntad está relacionado a las posibilidades de concreción de objetivos que creemos tener.

Proceso de excitabilidad – Grados de excitabilidad.

Cómo se despiertan o activan estos sentimientos y esta voluntad?

Estos se activan a través de los input o que ingresan por el estado pasivo del estadio correspondiente.

Cada input presenta diversos grados. Así en el estadio del espíritu hay input que despiertan más nuestra atención que otros.

Lo mismo hay input del alma que despiertan con mayor facilidad los sentimientos que otros.

Fuerzas opuestas – Alma y espíritu individuales

Estos grados de los input dependen de 2 fuerzas; Una luchando por ingresar y despertar un estímulo y que genera una modificación en el interior del ser. Fuerza que impulsa el constante cambio y que proviene del alma cósmica universal, el fuego de Heráclito,

Por otro, una fuerza que la repele, cómo resistencia del ser que intenta permanecer, que se identifica con el estado actual de las cosas, que permite darle sentido a la realidad y que proviene de las fuerzas del espíritu, el universo estático de Parménides.

De aquí el título de su obra

El espíritu cómo adversario del alma

Ludwig Klages “Der Geist als Widersacher der Seele” 1929

Acorde al resultado de estas fuerzas, impulso y resistencia será el grado en que los input excite o bien los sentimientos o bien la voluntad.

Fig. 2

Cada input pertenece a las fuerzas modificadoras del universo, al constante cambio dinámico y transitorio, el ritmo del alma.

Cada resistencia del Self, busca conservar su individualidad, establecer su delimitación y mantenerse separado.

De aquí que las fuerzas del alma nos integran con el universo mientras que el espíritu identifica un ego y nos separa.

Otra representación que podemos dar de la estructura del hombre y el funcionamiento psíquico del self.

Fig. 3

Los input ingresan a través de las sensaciones del cuerpo y despertarán los sentimientos sin llegar a la conciencia y algunos de estos sentimientos activarán en la conciencia – Espíritu – un deseo o voluntad.

Cada capa recibe del exterior una fuerza impulsiva, modificadora y una resistencia proveniente del núcleo, espíritu, consciencia de sí.

Al ser el espíritu el que se encuentra más alejado del exterior es el que menos se siente conectado con el cosmos, con el Atman, y por lo tanto, se ve a sí mismo cómo separado. Toma consciencia de sí, cómo un ser autónomo, independiente.

El hombre primitivo, que no alcanzó el desarrollo de ese núcleo y que se quedó con la información proveniente del alma y el cuerpo, es un ser más conectado con el universo, con la naturaleza, más contemplativo, carente de las intenciones del ego, de la mente, se mueve con el cosmos.

Facultades de exteriorización Ciencia de la expresión

La excitabilidad de los sentimientos y la excitabilidad de la voluntad estimulan el cuerpo con la intención de ser expresadas, volcadas hacia el exterior. Es aquí donde tiene lugar la ciencia de la expresión.

Recibe las fuerzas internas de la excitabilidad de los sentimientos y de la voluntad, cómo energía vital que necesitan expresarse. La exteriorización resultante dependerá de las facultades de exteriorización.

Las facultades de exteriorización se integra de dos fuerzas cómo propiedades directivas que constituyen la naturaleza del individuo.

La naturaleza – los móviles.

Hay por lo tanto una fuerza interior cómo energía vital necesitando ser volcada al exterior y modificar del mismo modo el exterior en un ida y vuelta con el universo que nos comprende reflejados en el ser individual, lo que podríamos identificar cómo instinto de exteriorización.

Esta fuerza se identifica con la propiedad directiva del alma individual que vuelve al universo en el continuo movimiento, en forma del cambio manifestado en nuestra singularidad, el alma universal.

Pero del mismo modo que los input, en este output existe una fuerza que ejerce la resistencia desde la mente, manteniendo la individualidad, el ego separado y desconectado del mundo con la intención de apropiarse del mundo, de absorberlo en su interior, se vuelca hacia adentro.

La dirección de la energía hacia esta fuerza se identifica con la propiedad directiva del espíritu.

De aquí surge que:

En la expresión del Alma hay una liberación y en la resistencia del Espíritu una constricción.

Hacia que fuerza se dirige la energía vital, comprende la propia naturaleza del individuo. Para Klages el verdadero carácter.

La naturaleza tiene propiedad directiva. Dirige hacia dónde debe ir la energía vital, hacia las fuerzas del alma o hacia las fuerzas del espíritu.

Cuando los dirige hacia las fuerzas del alma estimula la liberación, cuando las dirige hacia las fuerzas del espíritu estimula la constricción.

Fig. 4

Materia – El desarrollo del invididuo

Cada uno de los estadios se desarrolla cuando logra materializarse mediante intercambios con el ambiente.

El desarrollo del cuerpo

El cuerpo individual cambia y se desarrolla a través de estratos sensuales.

El desarrollo del alma

El alma individual cambia y se desarrolla a través de los sentimientos personales

El desarrollo del espíritu

El espíritu individual cambia y se desarrolla a través del proceso cognitivo.

Las materias no son otra cosa que las facultades o cualidades del ser.

Así afirmamos que existen cualidades o facultades del cuerpo, del alma individual, personal, y facultades o cualidades del espíritu individual

ALMA

El sentido del color, de la imagen, la creatividad etc, son materia del alma

CUERPO

El ejercicio, la motricidad, la fineza de tacto, son materia del cuerpo.

ESPÍRITU

El uso de la razón, la teoría, la ciencia etc, son materia del espíritu


Todo individuo comprende una serie de facultades o cualidades, que a medida que las estimule, las exteriorice, las ponga en práctica, se irán desarrollando en mayor o en menor medida. Pero nunca podrá superar un umbral hasta el cual la materia puede llegar a alcanzar pero jamás superar.

Mujer tocando violín – luces

Así, quien no posee un buen oído musical cómo facultad innata, materia del alma, si las practica las podrá desarrollar y mejorar hasta un óptimo nivel, pero nunca podrá superar un umbral o límite que será siempre inferior que el de aquel que teniendo cómo material un buen oído musical, practique y exteriorice de igual manera dicha facultad. Es decir, ante el mismo nivel de exigencia y práctica, el desarrollo de quien posee las facultades innatas será siempre superior.

Moviles e Intereses del individuo

Moviles e Intereses del individuo

Ahora bien, los intereses que puede tener el individuo serán o bien del alma o bien del espíritu, esto es, tendrá mayor interés en la liberación del ser o en la constricción respectivamente. Pero no debe confundirse el móvil, como fuerza directriz, interés, con los intereses puestos en la materia, interés en desarrollar un aspecto determinado del individuo. Estos se presentan íntimamente conectados pero son distinguibles conceptualmente.

Los móviles – motivaciones

Los intereses motivacionales pueden ser vinculados con la pirámide de necesidades de Maslow.

Los intereses puestos fuera del individuo, intereses puestos en el exterior, son intereses espirituales. Pues cómo dijimos el espíritu mira hacia afuera, viendo diferencias, separando, distinguiendo. El interés puesto en el otro es un interés espiritual.

Los intereses puestos al interior del individuo son intereses personales. El interés de satisfacer el ego, la autoestima, son intereses de tipo personal.

Así debemos combinar móviles con las motivaciones en el desarrollo y tendremos por un lado móviles de liberación dirigidos hacia intereses espirituales, o bien hacia intereses personales o bien hacia intereses sensuales, y del mismo modo los móviles de constricción podrán estar dirigidos hacia intereses personales, o bien hacia intereses espirituales o bien hacia intereses corporales o sensuales.

móvilesliberación – almaconstricción – espíritu
EspiritualesSed de verdad. Impulso creador de formas (amor a lo bello). Amor a la justiciaAfirmación de sí intelectual = razón (razón teórica, razón estética, razón ética)
PersonalesAbnegación personal espontánea. Ausencia de constricciones. Ausencia de egoísmo.Afirmación personal de sí (ampliación, conservación y reconstitución del yo). Ausencia de capacidad para entusiasmarse. Ausencia de capacidad de amar.
SensualesNecesidad de entregarse a los sentidos. Flaquezas del autodominio. Necesidad de goces sensuales. Formas de autodominio
Esquema "Sistema de móviles" de la obra de Ludwig Klages "Los fundamentos de la caracterología" publicado por Editorial Paidos, decima edición de 1953 - Primera edición 1910 con el título Principios de la caracterología.
Cuadro Sistema de Móviles – Los fundamentos de la caracterología – Klages, décima edición – 1953

La ciencia y la verdad – móviles espirituales

El uso de la razón en la búsqueda de conocimiento, que es materia propia del espíritu, puede presentar un interés de satisfacer la curiosidad personal, (en cuyo caso se arman teorías que buscan comprobarse en la realidad, acorde al modelo personal elaborado) o ser utilizada con la voluntad de descubrir la verdad en cuyo caso estaremos ante un interés del alma

La ciencia se apoya en este postulado. Cuando se hace ciencia, el sujeto se separa del objeto para poder analizarlo, medirlo, observarlo en sus características y sacar conclusiones, clasificarlo, para conocer una realidad permanente, extra-temporal (que en nada se relaciona con el constante fluir del alma) materia propia del espíritu. 

Sin embargo, la probabilidad de encontrar la verdad decrece en la medida en que la razón teórica (construcción personal) predomina sobre el sentido de la realidad (siempre cambiante) y el auténtico deseo de investigar se ve remplazado por un formalismo pretencioso del ego, que cae en el subjetivismo altanero en términos del Klages.

De esta forma Klages criticaría el racionalismo cartesiano. Para él, las ciencias formales cómo las matemáticas, presentan un formalismo carente de toda realidad que no busca otra cosa que satisfacer un interés personal de la mente, del ego. Lo mismo las ciencias financieras y todo aquello que relacionamos al mundo industrializado.

Uno de los aspectos esenciales de la realidad universal es la realidad intuitiva que muchas veces la ciencia no toma en cuenta. Que no puede ser descripta cómo ya señaláramos sino en partes desintegradas, que no perciben el ritmo vital. Ritmo que sólo puede ser imaginado, representado, propiedades estas del alma.

Veamos el ejemplo de la razón estética

El mundo intuitivo de las imágenes se presentan de manera compleja y enmarañada (estado activo del alma) si no se les da un orden, secuencia de aparición, mensaje a transmitir, etc. Por lo que debe contener una carga espiritual que las ordene y le dé una forma concreta, dando lugar así a la razón estética.

Cuanto más se vincula la razón estética a los intereses personales, mayor es la participación de la creación de forma original e individual, que no toman en cuenta las reglas externas, necesidades impuestas por los intereses espirituales.

Si la voluntad cómo interés espiritual de crear formas se hace muy fuerte, las imágenes caen en la mecanización. Cumple las reglas del deber ser, de lo esperable, de lo cuantificable.

Pathos – Energía vital

Cada uno de estos estados, sentimientos, voluntad y exteriorización, tiene la facultad de recibir energía, tanto en input cómo en insight.

A esta facultad de recibir y acumular energía, Klages la llamó Pathos. Así encontramos un Pathos del Sentimiento, Pathos de la Voluntad, y Pathos de la consciencia de sí, que refiere a cómo se relación el individuo con el entorno.

Pathos del sentimiento

El pathos de los sentimientos recibe la energía fundamentalmente del cuerpo, de los instintos.

Pathos de la voluntad

El pathos de la voluntad recibe la energía fundamentalmente de la mente, la consciencia misma.

Pathos de la consciencia de sí

El pathos de la consciencia de sí que se localiza en las facultades de exteriorización, comprende las energías provenientes de los otros dos estados, excitabilidad de los sentimientos y de la voluntad y la contenida por sí misma que es la que empuja esa relación hacia afuera del ser y se destina a integrarse con el mundo.

El sentir que la energía proviene de un fuerza suprapersonal por la cuál es atraída o devuelta al mundo, otorga a esta energía el valor personal de pertenecer a algo superior, por el cual todo es posible, no visualiza fronteras ni impedimentos para dirigirse al exterior y manifestarse en sentimientos y voluntad.

De aquí que el pathos de la conciencia de sí refiera a la autoestima, el orgullo, la propia valía.

Cuando se está subordinado a las fuerzas de la naturaleza transformadas en fuerzas inhibidoras del accionar, el valor personal que se tiene respecto al mundo disminuye.  

Las Patologías

La resistencia del espíritu a exteriorizarse manifestada en el sujeto, genera un estado de tensión de la energía vitial que se acumula y se desprende en estados neuróticos defensivos del self.

Para Klages, los estados patológicos derivan de la inhibición, producto de la resistencia del espíritu a exteriorizar la carga energética vital que se va acumulando, generando un estado de tensión interna.

Esta tensión que se genera al interior del individuo puede terminar matando al ser, fundamentalmente la autoestima, por lo que necesita una vía de escape para poder expresarse, dándo lugar así a los mecanismos de defensa que tiene el ser.

Estos mecanismos de defensa, atrofian los sentimientos no expresados, y exagera aquellos por dónde se manifiestan, la forma conductual dónde ha encontrado su vía de escape, una materia del ser espiritual.

EN SUMA

Una vez hallamos comprendido la filosofía de Klages, su concepción metafísica y caracterológica del individuo, su noción del ritmo, recién ahí estaremos en condiciones de entender sus estudios grafológicos cómo expresión del carácter.

Entenderemos porque divide cada aspecto en positivos y negativos, plus y minus, cómo aspectos referidos a las fuerzas expresivas y sus resistencias.

También sabremos porque la regularidad, la proporción forman la antesala del nivel de forma y que por su parte el nivel de forma no debe confundirse con el ritmo.

Finalmente comprenderemos que las nociones de ritmo en la escritura para Klages no debe confundirse con la noción de Armonía de Crepieux Jamin, Grafólogo fránces que a través de este concepto sienta las bases de su teoría de las resultancias y valora los aspectos gráficos en un juzgamiento moral de positivo o negativo.

Así mismo entenderemos porque le da vital importancia a la presión y velocidad cómo expresiones de la magnitud y grados de la actividad escritural.

Es en base a este autor y sus enseñanzas que elaboramos nuestro Sistema ADF, que sigue varios métodos.

Para aprender más sobre el método ADF inscríbete a nuestro curso.

Soy Santiago Aranco
Soy Santiago Aranco

Grafólogo y Perito Calígrafo judicial.
Me formé en la grafología francesa, pero en los últimos años me he especializado en la grafología alemana adentrándome también en su filosofía.
He trabajado para empresas cómo panificadora Bimbo , financiera RedPagos, empaquetadora PolyBags, Papelería Santiago Aloy, Gremio de la pesca SUNTMA entre otras.
Actualmente me inspira enseñar el Sistema ADF que se adapta a cualquier método o escuela, aunque tiene cómo base la escuela alemana.
Espero les sirva el blog y me dejes un comentario de que te pareció este artículo!
También te invito a suscribirte aquí abajo. Recibirás nuestra newsletter con novedades, cursos, seminarios, congresos, artículos con toda la novedad en grafología y pericia caligráfica!

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *