Categorías
Grafología alemana

La escritura criminal – R. Wieser

Siguiendo la escuela rítmica de Klages, encontramos a Roda Wieser quien con la encomendación de diferenciar los aspectos gráficos transversales de los criminales estableció su teoría del ritmo base.

Busca establecer de manera objetiva que diferencia la escritura criminal de la no criminal y concluye que la diferencia radica en la presencia o carencia de ritmo base.

Antecedentes

Entendía que los estudios de criminales antes de ella eran parcializados, porque nos habla de la carencias sociales de los criminales, pero no por su polo opuesto, es decir, no se había estudiado las características de los no criminales. 

Esto llevó a Roda Wieser a estudiar y destacar la presencia de una características gráfica que distinguía a las escrituras de unos y de otros.

Esta característica no era un solo aspecto gráfico, no era medible, o cuantificable, sino que era una cualidad de la escritura en su conjunto, la presencia del ritmo base.

Que es el ritmo base?

Wieser distingue la existencia de dos ritmos en la escritura, ritmo temporal o periódico por un lado y el ritmo base o ritmo polar por otro.

Este ritmo polar podrá distinguirse en sus características estáticas y por sus características dinámicas.

Ritmo polar estático

El ritmo estático es el que se fija en un extremo perdiendo consideración del otro.

Cada una de las especies gráficas, grande, pequeño, ascendente, descendente, inclinada, invertida, etc., que son medibles, son polaridades estáticas.

Ritmo polar dinámico

La polaridad dinámica no se entiende cómo unidad de opuestos sino que su esencia está determinada por un cambio y renovación de una totalidad producida constantemente por una ley del devenir.

Roda Wieser destaca 2 extremos del ritmo polar porque todo ritmo polar se sustenta en la transición de dos extremos; por un lado la rigidez y dureza del movimiento, y por otro la blandura y flojedad del movimiento. Es así que se constituye el ritmo dinámico que se desplaza entre extremos, entre ambas fuerzas internas, reflejando vida y experiencia de vida.

Cuando se ubica en uno de los extremos, no hay nivelación, no hay vida ni experiencia, ni temores, en estos casos se carece de ritmo base.

Valoración doble

Signos de la escritura cómo descubrimiento cuantitativo.

Refieren a los aspectos cuantitativos y medibles de la escritura. Son signos concretos y registrables.

Calidad de apariencia de los aspectos cuantitativos.

Cada signo debe tener diferentes significados según hayan sido o no aclarados por el principio  del amor (agape).

Cada cantidad tiene un doble significado según la presencia del agape en la escritura, entendido el agape como el devenir de la vida.

Integración – el amor o agape

El ritmo básico fuerte lleva implícito la integración de las cantidades bajo el principio del amor – Agape.

La importancia de la integración por principio de amor juega un papel fundamental.

Las interpretaciones positivas y negativas de las cantidades puede llevar a confusión de que los defectos responden al ritmo débil y las virtudes exclusivamente al ritmo fuerte. Por ejemplo, el pensar hábil/no hábil, no responde a las diferencias rítmicas.

Así, existen tanto virtudes de liberación cómo de constricción, siempre que estén bajo la coherencia del amor, del agape.

Conclusión

La investigación de Roda Wieser sobre la escritura criminal trajo a luz un hallazgo sobre el ritmo que demostró la hilación (Rote Faden) que se extiende a través de una larga escala que va desde criminal al no criminal.

La calidad de la escritura actúa cómo un género más e independiente de los demás.

Es perceptible pero sólo como calidad integral, siendo cuantificable y medible cómo elasticidad.

Deja un comentario