Teoría de Robert Heiss – Grafología alemana

Psicólogo y Filósofo alemán, seguía las ideas de Nicolai Hartmann y de Klages.

Nicolai Hartmann

Heiss al igual que Hartmann entendía que el conocimiento podía captar el ser, pues el conocimiento permitía captar lo trascendente de lo impermanente de la realidad. Lo que pasa es que esa realidad sólo puede ser transmitida a través de las imágenes captadas en un momento determinado, haciendo estático lo que en realidad era un continuo inacabado.

Se apartan de las nociones neokantianas que habían imperado en la época hasta ese entonces.

Del mismo modo entendía que la escritura era una imagen dinámica inacabada, que sólo podía ser captada en el momento determinado de su ejecución.

Las capas del ser

Al ir a la trascendencia del ser, (la cosa y los objetos, el mundo exterior todo, que existen por fuera de nuestra percepción) señala que está compuesto por capas que van de la más superficial a la más profunda y necesaria.

Primera capa

– La primera capa, la que se encuentra en la base, estarían las cosas o los objetos inanimados, propios de la física, los cuerpos inertes, sin vida.

Vegetación – Segunda capa – Vida

Segunda capa

– Una capa más arriba, más superficial, estaría la capa viva, que se monta sobre la capa física. Es el de los objetos vivos, la capa de lo biológico, la capa que da vida al objeto.

Tercera capa

– Por encima de estas aparecería una tercer capa animada, que es el de las respuestas, que identificamos como la capa psíquica y que vinculamos a los actos inconscientes, reflejos, pulsiones, etc.

Cuarta capa

– Y finalmente, por encima de la capa psíquica está la capa espiritual de la conciencia, la mente pensante, la elaboración de respuestas complejas, la voluntad, que relaciona al sujeto con el mundo. Esta capa sería la más endeble, pues se apoya en las demás.

Cómo se relacionan las capas – El individuo por encima de las especies

Esta relación que podríamos identificar de manera piramidal nos da la pauta que cada capa superior comprende todas las inferiores, pero no es posible concebirlo de manera inversa.  Se trata de estadios de desarrollo, que sólo se puede alcanzar un estadio superior una vez que se afirma en el estadio inmediato inferior.

Así, puedo concebir cuerpo sin vida pero no vida sin cuerpo.

Ubicamos de este modo al hombre como el único que se encuentra encima de esta pirámide, pues es el único que tiene conciencia. Es el ser vivo más complejo en el desarrollo.

Aplicación de la teoría a la práctica grafológica

Heiss lleva esta misma concepción a las expresiones del hombre tomando como base las nociones filosóficas de Klages que distinguía en el hombre la existencia de un cuerpo, un alma y un espíritu, siendo el cuerpo la parte física que se expresa en la sensibilidad e impulso motriz, el alma, como expresión de la vida capa superior que se manifiesta en las imágenes y la reproducción creativa, y el espíritu como capa de la conciencia que se manifiesta en la aprehensión y la voluntad. (Klages también considera las respuestas instintivas, capa que consideraríamos ubicada entre la mente y la vida, pero esta no se discriminaría en la escritura).

Por otro lado también debemos recordar que el cuerpo es una expresión del alma, el cuerpo es el vehículo del alma para poder exteriorizarse.

Que es la escritura para Heiss

Así, Heiss nos dice que la escritura es un movimiento en un espacio que adquiere una forma.

Primera capa – el movimiento

– La capa más profunda de la expresión sería el movimiento, reflejo del cuerpo, sensible y generador de impulso motriz.

Este movimiento depende de los aspectos más profundos del individuo, temperamento, emociones, energía vital, fuerzas impulsivas etc.

Pero ese movimiento no es captado en la imagen estática de la escritura sino a través de imágenes que nos reflejan que ahí exisitió un determinado movimiento; lo mismo sucederá con las imágenes del espacio y de la forma.

Imágenes del movimiento

* Comprenden la imagen del movimiento la velocidad, la mayor o menor profundidad como reflejo del aspecto sensible que resiste al movimiento, los ligados o desligados, la regularidad o irregularidad, la dirección de los trazos, los puntos de ataque y de escape.

Segunda capa – el espacio

– Por encima estaría la capa que identificaríamos con la imagen del espacio, la organización psíquica de la información, la ubicación del individuo en el ambiente y su relación con éste, la imagen de sí y del mundo.

Imágenes del espacio

* Compreden la imagen del espacio la dimensión en altura, dimensión en ancho, proporción, inclinación, (hasta aquí espacio que se ocupa), distribución, dirección de líneas, márgenes (el espacio a ocupar).

Tercera capa – la forma

– Finalmente encontramos la última capa que sería la imagen de la forma. Imagen que como dijimos sería la más superficial y por lo tanto la más endeble, y que puede verse alterada en función que cambie el movimiento.

Es la imagen que traslada la exteriorización, la imagen que se quiere dar, la exteriorización del ser que también refleja aquello que se busca reprimir. Recordemos que para la ciencia de la caracterología todas las personas buscan ocultar de algún modo su verdadero sentimiento.

Imágenes de la forma

* Son por ende imágenes de la forma el modelo gráfico elegido (sea caligráfico, tipográfico etc), la riqueza o simplicidad de los trazos (entendiendo por riqueza también todo trazo innecesario como ornamentaciones), las formas de conexión (como se relaciona con el ambiente, con el tú, con la idea, etc.), el calibre como necesidad de exponer y exhibir el trazo, y la tensión como resistencia y firmeza en su accionar.

Equilibrio y desequilibrio de las imágenes – Ritmo a través de las imágenes

Luego, R. Heiss nos enseña que dentro de las imágenes del movimiento, cada género gráfico presenta su equilibrio y/o desequilibrio por exceso o defecto. Así por ejemplo en grados de conexión, una escritura muy ligada presenta un desequilibrio por exceso de movimiento y una escritura muy desligada presenta desequilibrio por defecto del movimiento. Lo mismo sucede con el espacio al valorar por ejemplo la dimensión o las distancias entre palabras, puede haber un exceso o un defecto, pretendiendo el equilibrio rítmico en el centro, e igualmente con la forma por ejemplo al hablar de enriquecimiento o simplificación cómo extremos.

Conclusión

La escuela de R. Heiss mantiene la idea de la existencia de polos extremos, sin embargo distingue la presencia de polos en las imágenes del movimiento, del espacio y de la forma.

Igual que la teoría de Lewinston y Zubin, adopta un esquema que genera mayor certeza, acercándose lo más posible a una mirada científica de tipo formal, pero pierde su originalidad de mirada gestáltica, inclusiva, para enfocarse en la mirada global de cada una de las tres imágenes. Luego nos indica cómo debe valorarse cada signo, para ver cómo incide en el total de la imágen, algo similar a lo que sucede con la escuela francesa y la teoría de las resultancias.

Soy Santiago Aranco
Soy Santiago Aranco

Grafólogo y Perito Calígrafo judicial.
Me formé en la grafología francesa, pero en los últimos años me he especializado en la grafología alemana adentrándome también en su filosofía.
He trabajado para empresas cómo panificadora Bimbo , financiera RedPagos, empaquetadora PolyBags, Papelería Santiago Aloy, Gremio de la pesca SUNTMA entre otras.
Actualmente me inspira enseñar el Sistema ADF que se adapta a cualquier método o escuela, aunque tiene cómo base la escuela alemana.
Espero les sirva el blog y me dejes un comentario de que te pareció este artículo!
También te invito a suscribirte aquí abajo. Recibirás nuestra newsletter con novedades, cursos, seminarios, congresos, artículos con toda la novedad en grafología y pericia caligráfica!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *