Necesidades motivacionales de Maslow y Eneagrama

Psicología humanista – trascendental

La corriente de la psicología humanista de Abraham Maslow toma al hombre como creador de su propio destino, hasta alcanzar su pleno desarrollo.

Esta corriente deja afuera las creencias mecanicistas de las escuelas psicoanalistas de Freud y sus succesores o conductistas de John Watson.

Si bien el inconsciente influye de manera directa sobre nuestro comportamiento, esta no supera nuestra fuerza de voluntad cuando queremos cambiar las cosas. Lo que diferencia al hombre de los demás seres vivos es que el hombre es poseedor de conciencia y voluntad.

Esta conciencia y voluntad pueden hacer presente los actos y esferas del inconsciente y modificarlos voluntariamente, si se aplica el esfuerzo y la persistencia pertinente.

Tampoco cree esta nueva corriente que el hombre es fruto puramente de su entorno y sus circunstancias como lo hace la escuela conductista. Que un estímulo genere siempre una respuesta determinada. Y que para cambiar la conducta se debe cambiar el estímulo, pues implicaría que al hacerse presente el estímulo original se volvería a la conducta original que se pretendía modificar.

En otras palabras, la voluntad es el articulador de nuestros actos. Se dirige a satisfacer nuestros placeres y al desarrollo personal.

Las motivaciones – la pirámide de Maslow

Abraham Maslow entendía que el hombre sano siempre está en busca de la autosuperación y de su crecimiento personal y esto lo logra a traves de las distintas motivaciones.

Para Maslow existe una jerarquía de necesidades de tal forma que no podemos pensar en satisfacer ciertos impulsos si no tenemos satisfechas necesidades más básicas. Así podemos decir que las necesidades inferiores son prioritarias y por lo tanto más potentes que las necesidades superiores de la jerarquía.

Estas necesidades dominan la personalidad hasta que quedan satisfechas. Una vez satisfechas las necesidades inferiores podrá pensar en ir subiendo en la escala de desarrollo personal.

Necesidad fisiológica

Las primeras necesidades que debe satisfacer el individuo son necesidades fisiológicas. Son necesidades de supervivencia personal y de la especie. Comer, beber, respirar, mantener la temperatura adecuada del cuerpo, así como la de satisfacción del deseo sexual, la reproducción, el cuidado y mantenimiento de hijos, etc. Son algunas de las necesidades que encontramos en este primer escalón.

Cuando estas necesidades no son satisfechas por largo período las otras necesidades pierden su importancia por lo que dejan de existir.

Necesidad de seguridad

En el siguiente escalón encontramos las necesidades de seguridad. Muchas personas se quedan en este escalón. Son necesidades de estar libre de peligros, de orden y de un futuro predecible. Se relaciona con el temor de los individuos de perder el control de su vida y el miedo a lo desconocido.

Necesidades de pertenencia

Una vez satisfechas las necesidades fisiológicas y de seguridad, la motivación se dirige hacia las necesidades sociales, de pertenencia a grupos que se ven como pares, de participación social, de comunicarse, de establecer vinculos afectivos, de amistad.

Necesidades de estima

Una vez que el individuo satisface las necesidades de vínculos comienza las necesidades de estima, de autoreferencia y amor propio como la de búsqueda de respeto y reconocimiento por parte de los demás. Esta necesidad impulsa a generar una reputación, una condición social, una fama, etc.

Necesidades de autorrealización

Finalmente Maslow ubicó las necesidades de autorrealización. En este escalón de las necesidades ya no se busca el reconocimiento ajeno sino que aquí se apunta a la satisfacción de la propia naturaleza en todos los aspectos. Ya no hay nada que demostrar. Las personas que desean autorrealizarse desean ser libres para ser auténticos. Saber reconocerse y satisfacer las propias capacidades individuales, desarrollar el potencial interior y ampliar los metamotivos como descubrir la verdad, crear belleza, producir orden, fomentar justicia, etc. El individuo debe desarrollar su talento al máximo para dejar una huella, realizar su propia obra.

Necesidades de trascendencia

La psicología trascendental agrega un último nivel de necesidades que es la necesidad de trascendencia.

Se refiere a un sentido de la comunidad y la necesidad de contribuir a la humanidad.

Una vez logrado el desarrollo personal y el máximo potencial humano, debemos saber utilizarlo para contribuir a la especie y cerrar el cículo. Se trata de trascender en tiempo y espacio. Basado en los propios dones y capacidades, apunta a contribuir a los otros.

El eneagrama como tipologías generales

El eneagrama es un mapa mediante el que se puede representar 9 tipologías en base a la estructura de los instintos, de las pasiones y de las fijaciones de cada individuo.

En cuanto a los instintos, se distinguen tres tipos: La autoconservación, el instinto sexual, y el instinto social.

En relación a las pasiones, cada una de las 9 tipologías representadas, posee una pasión determinada que lo domina compulsivamente. Las pasiones son una energía vital que puede llegar al extremo de ser dañina y afectar el autodesarrollo del individuo.

La pasión esta fuertemente vinculada a los móviles pues despierta el móvil, y es lo que hace a la conducta predecibles, es lo que permite determinar un modo constante de comportarse y devenir.

Encontramos 9 pasiones, según cada uno de los nueve tipos de personalidad. Estas pasiones son:

  • Indolencia
  • Miedo
  • Autoengaño
  • Orgullo
  • Envidia
  • Avaricia
  • Gula
  • Lujuria
  • Ira

Relación entre pasiones de eneagrama y necesidades – Las motivaciones

Indolencia

La Indolencia refiere a la insensibilidad, o indiferencia al dolor psicológico o la inclinación a eludir un esfuerzo básico o un problema escondiendose en el deseo de comodidad.

Sus necesidades son generalmente del tercer nivel en la pirámide de Maslow, de amor y pertenencia.

Miedo

El miedo puede ser de cualquier tipo relacionado a un hecho o evento futuro. Eso provoca paralización de actos y sensaciones. Impide experimentar y expresar amor, nos imposibilita a comunicarnos y estar disponibles.

Sus necesidades son de segundo nivel en la pirámide de Maslow, pues tienen necesidad de seguridad.

Autoengaño

El autoengaño se refiere a un acto inconsciente y sutil debido a que su necesidad básica de amor no se ve satisfecha.

La gente se engaña de dos formas:

Mediante la atención en un conjunto de metas y la realización de dichas metas, que los aleja de ser conscientes de su entorno.

La segunda forma es la claridad de una mente pensante con todos sus motivos incluyendo la lógica y las buenas intenciones. Caen en la racionalización y la justificación.

Su necesidad es generalmente de cuarto nivel, es decir que tiene necesidades de estima.

Ira

La ira puede clasificarse de dos tipos, caliente o fría. La ira caliente, es la ira explosiva, no controlada. La ira fría, sería la del odio no expresado que se experimenta como resentimiento.

Al ser dirigida por la ira, la persona se vuelve agresiva, supone que el entorno está en conflicto, se vuelve irritable.

Sus necesidades generalmente son de seguridad, el segundo nivel en la pirámide de Maslow. Necesitan que el mundo se mueva acorde sus proyecciones.

Envidia

La envidia se refiere al deseo de alguna ventaja o mejor suerte, que al parecer posee alguien y que se comunica con el sentimiento de resentimiento, hostilidad, rencor y descontento.

Suelen tratar a otras personas a regañadientes, con cierto rencor, con cierto disgusto o desaprobación. Tipo ejemplo son los celos.

Generalmente sus necesidades son de amor y pertenencia, necesidades de tercer nivel en la pirámide de Maslow.

Orgullo

El orgullo hace referencia a la cualidad de tener una estima excesiva de su propio valor. Siempre comparándose con los demás.

Su necesidad es de cuarto nivel en la pirámide de Maslow, necesidades de estima, de reconocimiento.

Lujuria

La lujuria o el exceso refiere a los actos que exceden los límites de la moderación. Tiene tendencia a excederse en los placeres, lo que implica un sistema de supervivencia dónde primero se ejecuta el acto y luego el pensamiento. Van impulsivamente a lo que desean.

Sus necesidades son de tipo fisiológicas, primer escalón en la pirámide de Maslow.

Avaricia

La avaricia lleva a la persona a desconectarse del sentimiento y se convierten en insensibles.

Existe un fuerte apego o deseo de conservar algo para sí mismos que consideran valioso para un uso futuro.

Acaparan dinero, energía, conocimientos, hechos, todo ello, en busca de la autosatisfacción, sin que realmente sea por motivo de enriquecerse o tener muchos recursos. Es decir, no son necesariamente codiciosos aunque así lo parezcan.

Su necesidad es generalmente de seguridad, segundo nivel en la pirámide de Maslow.

Gula

La gula refiere al anhelo habitual y culpable o al exceso de comida y de bebida.

Es el deseo desordenado e incontrolado de comida.

El excesivo apego de una búsqueda específica o el apremio insaciable de hacer algo interesante. Están apegados a la búsqueda de experiencias, de emociones y aventuras, la excitación de la energía física.

Su necesidad es generalmente del nivel uno en la pirámide de maslow, son necesidades fisiológicas.

Cuadro de equivalencias

Necesidades MaslowPasión Eneatipo
EstimaAutoengaño – Orgullo
Amor – PertenenciaEnvidia – Indolencia
SeguridadIra – Avaricia – Miedo
FisiológicasLujuria – Gula

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *