Psicología gestaltica

Bases de la gestalt – En que consiste?

Max Wertheimer

Su fundador, Max Wertheimer, se dio cuenta que cuando una figura está incompleta, la mente tiende a completar las partes faltantes en relación a una figura previamente conocida o que le es familiar.

La cuestión fundamental es transmitir el enfoque gestáltico, cómo un darse cuenta de que los fenómenos, figuras que se nos presentan a nuestra mente no son configuraciones aisladas, sino que la figura se presenta con un determinado fondo que incide sobre la figura y sobre nuestra percepción de la figura. Muchas veces nuestra historia persona forma el fondo de la figura percibida por nuestra mente y no consideramos el todo.

La terapia gestalt nos invita a despojarnos de todo prejuicio, a toda concepción anticipada, a eludir la tendencia de completar la figura acorde datos preconcebidos. Ver las cosas cómo son, tal cómo se presentan, y no completarla en nuestra mente. Entender que el todo es más importante que las partes y que no debemos entender la información sensorial cómo datos aislados. El hombre y nosotros mismos somos un todo con nuestras circunstancias, incluso aquellas no percibidas.

Pretende aumentar la capacidad de autoconocimiento y la expresión genuina de quienes somos.

Tiene cómo característica principal la espontaneidad, la creatividad y la fluidez.

La terapia gestáltica cómo derivado de la psicología gestaltica – Los aportes de Perls

Fritz Perls

Fritz Perls fue el creador de la terapia Gestalt. Aplicó los principios de la psicología gestáltica de Köhler y Koffka a la terapia.

Se destaca la aportación teórica a la ontogénesis de la agresividad humana (“Yo hambre agresión”). Deslinda los instintos tal como los concebía el psicoanálisis freudiano, sexuales y del hambre cómo ejemplo que el hambre va dirigido a la autoconservación, mientras que el instinto sexual va dirigido a la conservación de la especie. El instinto del hambre contiene distintas fases de desarrollo: 1. prenatal 2. predental o de lactancia), 3. de los incisivos o etapa del morder, y 4. la de los molares o de morder y mascar. La agresividad es propia de la fase 3 (etapa del morder).

Para Perls, “el restablecimiento de la función biológica de la agresividad es la verdadera solución al problema de la agresividad”.

El segundo gran aporte de Perls es la consideración de la responsabilidad plena del paciente ante sus pensamientos, sentimientos y su conducta ante los demás. El objetivo es romper con las dependencias que nos atan con el exterior. De esta forma el sujeto se hace responsable y deja de culpar a los demás. Procurando crear nuevas soluciones y la toma de decisiones que lo hagan salir del espiral en que se encuentra y pueda optar por una vida más feliz.

La terapia gestáltica desprecia interpretaciones y explicaciones externas. Ya que lo que busca es el darse cuenta por parte de la propia persona. Sólo en la medida que sea la propia persona que se de cuenta, se puede hacer responsable de sus actos y así cambiar.

Antecedentes del enfoque gestáltico

Las escuelas que han influenciado sobre el enfoque gestáltico son: La psicología cognitiva de Jean Piaget, el psicoanálisis de la cuál deriva (recordemos que Perls era psicoanalista antes de transformarse a la Gestalt), y la psicología humanista.

La psicología cognitiva

De la psicología cognitiva toma la estructura del pensamiento, integridad, interrelación entre las partes y principio de homeostasis, estructura esta que se ajusta a los mecanismos propuestos por el mismo Piaget de acomodación y asimilación.

El psicoanálisis

Del psicoanálisis toma el concepto de insight, según lo cual el cliente, durante la relación terapéutica alcanza por ese mismo proceso (insight es decir surgimiento desde el interior del individuo) una nueva comprensión de sus motivos inconscientes y las bases de su conducta patológica.

La psicología humanista

Y de la humanista toma la visión holística de la experiencia humana, y la responsabilidad y conciencia del individuo sobre sus necesidades presentes.

El enfoque gestaltico

El enfoque Gestáltico es darnos cuenta que somos un ser conectado con la realidad y lo que nos ocurre. Que nada de lo que nos ocurre es arbitrario o casual. Tener un enfoque gestáltico es comprender que a cada necesidad que experimentamos nace una configuración o una forma del accionar y esta está conectada con un contexto, un fondo sobre el cual emerge esa forma y esa forma crea y moldea nuestra realidad. El enfoque gestáltico es el ser consciente de que somos artífices de nuestra realidad en la medida que construimos nuestras formas, alterando el fondo, alterando con ello el contexto, ya que nada de la realidad está desconectado. El enfoque gestáltico nos lleva a ser responsable de nuestros actos, cambiar las estructuras para cambiar las funciones, para cambiar los resultados. El enfoque gestáltico es vivir en el aquí y ahora, dónde suceden las cosas para atender al proceso de nuestras acciones, no nos interesa perdernos en fundamentaciones teóricas, fantasmicas, irreales. Es comprender cómo nuestros actos alteran nuestro entorno haciéndonos responsables de nuestro propio accionar.

Corrientes que han influenciado en la terapia gestáltica

Luego encontramos corrientes de pensamiento que han influenciado sobre la terapia gestáltica. Estas son:

Psicoanálisis de Freud, retomando y reformulando su teoría de los mecanismos de defensa y el trabajo con los sueños.

La filosofía existencial, de la que rescata la confianza en las potencialidades inherentes al individuo, el respeto a la persona y la responsabilidad.

La fenomenología, de la que toma su apego por lo obvio, por la experiencia inmediata y por la toma de consciencia (insight).

La psicología de la Gestalt de la que hablamos arriba, con su teoría de la percepción (figura-fondo, Ley de la buena forma, etc.).

Las religiones orientales, y en especial el Budismo Zen.

El psicodrama, de J.L. Moreno, del que adopta la idea de dramatizar las experiencias y los sueños.

La teoría de la coraza muscular de W. Reich.

La teoría de la Indiferencia Creativa, de Sigmund Friedlander, de la que extrae su teoría de las polaridades.

La terapia Gestalt sirve para resolver los conflictos y ambigüedades que provienen de la dificultad para integrar las configuraciones (o formas) de la personalidad.

Objetivo de la psicología de la gestalt

Según vimos en módulos anteriores, hay partes de la personalidad que son rechazadas por el individuo, quedando en lo que Jung llamó las sombras.

Su papel es lograr que el cliente se haga consciente de sus sensaciones significativas hacia sí mismo y hacia su entorno, de suerte que pueda responder plena y razonablemente a cualquier situación. Que sea consciente en el aquí y ahora de las circunstancias que le rodean, para hacerse responsable de sus actos, resolviendo los asuntos inconclusos.

Busca despojarnos de racionalizaciones y explicaciones externas. Nos dan una fundamentación racional, que nos aleja de la percepción sensorial del aquí y ahora, llevándonos a un mundo de fantasía, a la teoría. Son explicaciones teóricas, que en poco o en nada se condice con la realidad misma, a la cual no le interesan las explicaciones.

Cuando preguntamos por el cómo estamos viendo la estructura misma de lo que ocurre. Estamos experimentando sobre el hecho. Nos explica el proceso mismo.

Al ver el proceso de la estructura de lo que ocurre, logramos comprender que cuando cambiamos la estructura cambiamos al función, cambiamos el propio proceso.

La base de la psicología gestáltica es vivir el aquí y ahora dándonos cuenta cómo lo hacemos.

Los sueños según la psicología gestaltica

Los sueños deben ser experimentados. Son parte de la experiencia del soñante que se encuentran enajenadas o no asimiladas, pues se toma cómo algo que nos ocurre y del cual desconocemos su significado. La interpretación la debe hacer el propio soñante, considerandolas cómo experiencias reprimidas que no se transformaron en figura en el estado de vigilia, cambiando el rol, y la responsabilidad sobre ellos. Ya no es algo que nos sucede si no algo que hacemos – hacemos en sueño lo que reprimimos en vigilia. Permite al cliente identificar el mensaje que conlleva y fundamentalmente reincorporar dicha experiencia enajenada, integrándola.

Estratos o capas del Self según la psicología de la gestalt

Los estratos o capas del self son las siguientes: 1)Estrato Falso; 2) Estrato del como sí; 3) Estrato Fóbico; 4) Estrato Implosivo o del Atolladero; 5) Estrato Explosivo; y 6) El Self verdadero.

Estos estratos son capas que van desde la capa más externa y superficial a la mas profunda, al verdadero self del individuo.

Las primeras dos son las capas más superficiales de la personalidad. En la tercera capa es dónde ingresamos al mundo de los temores, esta es la capa fóbica.

Refiere a todos nuestros temores, inseguridades, nuestras penas, nuestras heridas, lo que queremos ocultar de los demás. Esta capa posibilita las dos capas posteriores, cómo fachadas, del estrato falso y del cómo sí. Si logramos profundizar y pasar de esta capa, sentiremos un vacío, cómo que algo ha muerto, nuestra personalidad falsa muere con esta capa y se forma el atolladero, dónde nos sentimos atorados, de no saber cómo actuar, que decir, etc. Sin embargo detrás de ella se encuentra todo nuestro ser queriendo explosionar. Por eso el estrato fóbico, termina siendo la capa neurálgica del proceso de descubrimiento del Yo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *