Categorías
Grafología alemana Ludwig Klages

Ritmo y nivel de forma

Por que es importante el estudio de la velocidad

Dicen José y Celso del Picchia“el grafismo posee algo indefinido, inexplicable, no susceptible de demostración, pero que todos sentimos, y que sirve para su identificación. ¿No estaría allí la explicación del misterioso formniveau de Ludwig Klages, o de la criticada expresión, el alma de la escritura, usada por los viejos maestros escritores, precursores de los modernos peritos calígrafos?”

En este sentido, Adriana Zillioto nos plantea la pregunta y abre el debate si no será la velocidad objetiva (que diferenciamos de la velocidad de rendimiento) de la que Klages se lamentaba el no poder apreciarse, dónde encontremos el ritmo gráfico.

Antecedentes históricos

Klages señala que el descubrimiento de la existencia de una velocidad objetiva en la escritura proviene del psiquiatra Emil Kraepelin, (psiquiatra alemán, considerado como el fundador de la psiquiatría científica moderna, la psicofarmacología y la genética psiquiátrica.​ Desarrolló la primera clasificación universal de los trastornos mentales, estableciendo entre otras las nuevas categorías de psicosis maníaco-depresiva y la demencia precoz, más tarde con el nombre de esquizofrenia), inventor de la balanza gráfica.

Pero no fue hasta 1893, que se realizaron las primeras investigaciones experimentales sobre la velocidad objetiva por parte de Binet y Courtier utilizando la pluma eléctrica de Thomas Edison.

Poco tiempo después, los discípulos de Kraepelin, Adolfo Gross y Augusto Diehl, en investigaciones sobre la escritura de sanos y enfermos mentales, realizaron un estudio sobre la velocidad y presión en la escritura discriminando las diferencias de unos y otros.

No fue hasta 1934 que Käthe Tittel, en su obra “investigaciones sobre la velocidad escritural” trata de aprovechar los datos obtenidos hasta ese momento para aplicarlos a estudios grafológicos, investigando las diferencias individuales de velocidad, y ya no sólo entre sanos y enfermos.

Relación entre la velocidad y el signo gráfico

Entendemos por todo esto, al igual que R. Saudek (seguidor de Klages) que la velocidad es fundamental al momento de la valoración del signo gráfico para comprender sus causas (Recordemos que Saudek valoraba cada signo gráfico según estos sean ejecutados de manera rápida o lenta).

Por su parte Klages entendía que una escritura puede presentar una expresión gráfica, pero esta derivar de causas diferentes según sea el ritmo de la escritura.

Valoración del signo – nivel de forma

Si el ritmo es alto, entonces la valoración de las causas es positiva, o en Plus, si el ritmo es bajo, la valoración de la causa es negativa o Minus.

Cuando estaríamos ante un ritmo alto y cuando bajo?

Cuando la escritura presenta un predominio de la fuerza de progresión por fuerza de la impulsión y no por debilidad de la voluntad, o bien presenta una resistencia por fuerza de la voluntad y no por debilidad del impulso estamos en la hipótesis Plus.

En caso de presentarse en los polos opuestos, ya sea predominio de la fuerza de progresión por debilidad de la voluntad o predominio de la resistencia por debilidad del impulso, entonces estamos en la hipótesis Minus.

Niveles de forma

Klages distinguió a partir de aquí, 5 niveles de forma acorde el ritmo alto o bajo, representativas de las facultades de exteriorización del individuo.

En los niveles 1 y 2 se encuentran los niveles más alto de forma y por lo tanto el mayor ritmo escritural, en los niveles 4 y 5 los más bajos niveles de forma y por lo tanto un menor ritmo escritural o escritura tendiente a arrítmica.

Estas son representativas de las facultades de exteriorización.

Las facultades de exteriorización

Para Klages las facultades de exteriorización no es la posibilidad de ser más extravertido o tener mejores facultades comunicativas, sino que refiere a la autenticidad del individuo en relación a su propio ser.

Si la persona tiene una exteriorización de ser una persona callada, reservada, pero esa es su verdadera naturaleza entonces tendrá altas facultades de exteriorización de esa cualidad, pues es fiel a sí mismo. En cambio si la persona exterioriza silencios o reservas negando su naturaleza extravertida, o volcada al exterior entonces tendrá un bajo nivel de forma, una negación de su ser, generando un estado de tensión interna.

Lo mismo sucedería al revés, si la persona se muestra comunicativa, extravertida, expresiva, y esa es su verdadera naturaleza, entonces tendrá un alto nivel de forma. Si la persona fuerza una comunicación y extraversión que no le es natural para ocultar su verdadero sentimiento, entonces tendrá bajas facultades de exteriorización, manifestado en el bajo nivel de forma escritural.

El ritmo como equilibrio o balance neuropsicológico.

Marc Seiffer entiende que el ritmo es expresión también de un correcto equilibrio y balance neuropsicológico y fisiológico.

Parte de los estudios de Klara Roman y Patricia Siege sobre las escrituras de los zurdos que será posteriormente retomado por Jeannete Farmer. Esta autora entendía que todo movimiento de contracción involucra la actividad del cerebro izquierdo, mientras que todo movimiento de relajación involucra la actividad del cerebro derecho.

Estudios de Ulrich Sonneman

Ulrich Sonnemann sostiene que los movimientos de relajación son procesos inconscientes, mientras que los movimientos de contracción son procesos conscientes.

Así, sostiene este autor, los movimientos hacia la derecha y hacia arriba son movimientos de relajación, que van hacia afuera del yo, mientras que los movimientos hacia la izquierda y hacia abajo son movimientos conscientes, movimientos de la voluntad.

Agrega pues que la escritura es un proceso del preconsciente, proceso automatizado de ambos extremos consciente e inconsciente, de lo contrario pensar y escribir simultáneamente lo que se piensa no sería posible.

Nos dice Sonnemann que la escritrua es un proceso discontínuo que incluye cambios de dirección, de separación entre palabras, alteración de tamaños, de velocidad, que implica la alternancia entre movimientos de contracción y de relajación.

Esto está en consonancia con los resultados de investigación del proceso motor de la escritura, dónde los movimientos hacia arriba son movimientos automatizados, mientras que los movimientos hacia abajo son movimientos voluntarios, planificados, y esto explicaba el aumento de la velocidad ante los automatismos, y la disminución ante los cambios de tamaño y formas, etc.

Esto explicaría como lo hace Sonnemann y el mismo Klages, que podemos leer un texto solo con los movimientos descendentes, pero no es posible hacerlo sólo con los movimientos ascendentes, estos últimos son movimientos accesorios, secundarios.

Estudios de Alexander Luria

Agrega Seiffer también los estudios del neurofisiologo ruso Alexander Luria, quien señala que la parte izquierda del cerebro se centra el lenguaje (área de Broca dónde se produce el habla, y área de Wernicke dónde se produce la comprensión del habla) y en la parte derecha se encuentran la construcción de imágenes.

Sostiene también Luria que las consonantes están localizadas en la parte izquierda del cerebro, mientras que las vocales están en la parte derecha del cerebro. Esto explica que podamos leer un texto sólo con sus consonantes pero no con las vocales, ya que el hemisferio derecho se encarga de agregar las imágenes faltantes, las vocales, que son de su dominio.

Esto nos sugiere, que el lenguaje, el habla y la escritura necesita una estrecha comunicación interhemisférica. Por lo tanto la comunicación no se encuentra en un hemisferio sino en ambos.

Marc Seiffer

Equilibrio

El ritmo entonces, señala Seiffer, tal como lo concebía Klages, como el equilibrio entre contracción y relajación, nos sugiere un equilibrio entre hemisferio izquierdo y hemisferio derecho.

Incorporación de factores emocionales

Pero nos va a agregar además, que un alto nivel de forma incluye la integración de los factores emocionales, por lo que comprende también el cerebro medio y el tronco encefálico.

A saber:
Sistema límbico, Ganglios basales y Cerebelo

Sistema límbico (tálamo – centro que canaliza y transfiere información desde el cerebro inferior proveniente del tronco encefálico, al cerebro superior o corteza cerebral. También se cree que es responsable de la autoimágen – hipotálamo – control de los impulsos sexuales y agresivos y las emociones. Se conecta con el sistema endócrino, la producción de hormonas y la glándula pituitaria) Ganglios basales (cuerpo estriado – inhibidor de las conducciones instintivas -, Globo palido – liberador de las conducciones instintivas –  y sustancia negra – que produce dopamina y la envía al resto del ganglio basal para aumentar el control de la motricidad fina), Cerebelo (la escritura inicia su organización en la corteza cerebral y luego es transferida al cerebelo vía talamo para poder ser un proceso automatizado).

Suma según Seiffer

Es por esto que para Seiffer un alto nivel de forma en definitiva, sugiere que el escribiente tiene una muy buena coordinación, integrada y altamente balanceada por el cerebro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *