Categorías
Actualización

Nuestro sistema ADF

Intentaremos exponer de manera muy breve y sucinta para que el lector se haga una idea sobre el método que hemos elaborado y que llamamos sistema ADF para el análisis de causa raíz de cada aspecto gráfico.

La acción gráfica cómo resultado de fuerzas que intervienen.

Toda acción implica la transformación de la energía en un resultado o ejercicios de fuerzas para la obtención de un objetivo. La acción escritural no escapa de dicha definición.

El acto gráfico requiere de la participación de tres fuerzas simultáneas, que son aportadas por el sujeto, estas son la fuerza de progresión, fuerza de inscripción, y fuerza de prensión.

Cómo toda fuerza al exteriorizarse, esta contiene de manera inherente una resistencia que se ejerce en sentido opuesto y que hace que dichas fuerzas cobren sentido.

El proceso escritural – ver aquí


Estas tres fuerzas son posibles por la activación de diversas zonas del cerebro, por lo que podemos decir que las tres fuerzas a las que hicimos referencia provienen de una misma fuente de energía que es el cerebro.

Esto nos dice que si la fuente de energía es la misma, las fuerzas manifestadas de inscripción, de progresión y de prensión, son distribución de esa energía.

Dado que, con independencia de que se ejerza la fuerza de inscripción en un momento dado generando el trazado, y con independencia de las detenciones, avances y cambios de velocidad en el movimiento de la mano, siempre se está sujetando el lápiz, es que consideramos a la fuerza de prensión cómo una constante en la escritura, por lo que medimos, las variaciones sucedidas durante la fuerza de inscripción y fuerza de progresión que evidentemente no son constantes. (No obstante, la prensión amerita un estudio aparte).

https://www.grafoestudio.com/handwriting-analysis/


Cómo se estudia la acción gráfica.

Cada aspecto gráfico es analizado desde ésta dinámica de fuerzas que siempre intervienen simultáneamente y cuya distribución depende de tres causales que también se dan de manera simultánea: Causas mecánicas, causas físicas, causas psicológicas.

Así diremos que las fuerzas de progresión y de inscripción dependerán: 1) del útil y del soporte cómo ejemplos de resistencias mecánicas. 2) de las condiciones o capacidades físicas. 3) de las exteriorizaciones psicológicas

Sobre las causas – ver aquí.

Sobre las incidencias del soporte y el útil – ver aquí.


Disposiciones en que se distribuyen las fuerzas dinámicas

La actividad de escribir contiene 4 disposiciones necesarias del sujeto en las que se distribuyen estas dos fuerzas que son el movimiento, la forma, la presión y el espacio.

Movimiento – Sin el cual la mano quedaría quieta y no habría grafismo posible. La mano quedaría anquilosada en un mismo lugar.

Forma – Sin la cual no habría el acto de escribir, siendo a lo sumo meros movimientos. Conduce el movimiento hacia un objetivo que es la producción de la letra, de la palabra, etc.

Presión – Podrá ser menor o mayor, pero necesita una presión que permita dejar plasmado el grafismo, de lo contrario, la escritura se produciría en el aire.

Espacio – Necesita un espacio dónde plasmar esa acción, espacio dónde se desarrolla la acción escritural, que refiere al propio soporte, que es asimilado por el sujeto al momento de la producción gráfica.


La presión y el movimiento son las disposiciones en las que se expresa la liberación de las fuerzas, mientras que la forma y el espacio actúan como resistencias a dichas fuerzas.

La fuerza de progresión se manifiesta a través de las disposiciones del movimiento y su resistencia a través de las disposiciones de la forma.

La fuerza de inscripción se manifiesta a través de las disposiciones de la presión, y su resistencia es el espacio o ambiente en el cual se plasma.

Estados de tensión dureza de Pophal – ver aquí


Cómo estas disposiciones son la distribución de las fuerzas, resulta entonces que estas disposiciones dependen de las 3 causales antes mencionadas.


Enfoque gestáltico (enfoque – fondo) en la distribución de las disposiciones

Desde el enfoque gestáltico para el análisis podemos decir que en principio:

El movimiento es el impulso motor (acto del cuerpo) inconscientemente determinado (el foco no está puesto sobre el movimiento en sí, sino en la forma que debe tener el movimiento, la conducción del movimiento para poder producir una letra, una palabra).

La forma es dónde está el foco de atención de quien escribe, que es la palabra a reproducir. Es la conducción consciente (acto de la mente).

La presión es un acto del cuerpo hacia la cual se dirige la atención. El foco de atención generalmente está en el trazado, en el acto escritural propiamente dicho, es el ejercicio de escribir (ejercicio cómo acto físico o del cuerpo)

El espacio se constituye en fondo que es asimilado inconscientemente por el sujeto. Asimilación que hace la mente del sujeto (acto de la mente).


Así tenemos que el movimiento es liberación física de la fuerza de progresión que se expresa de manera inconsciente.

La presión es liberación física de la fuerza de inscripción que se expresa de manera consciente.

La forma es la resistencia de la mente a la fuerza de progresión que se expresa de manera consciente o voluntaria.

El espacio es resistencia de la mente a la fuerza de inscripción que se expresa de manera inconsciente.


Conclusión:

El juego de liberación y resistencias de las fuerzas de progresión y de inscripción se regulan a partir de las multimencionadas 3 causales.

Causal mecánica: Según el útil y soporte utilizados, permitirán al sujeto una mayor liberación de energía a través de estas fuerzas o exigirán una mayor resistencia de una o ambas.

Causales físicas: según las condiciones físicas del individuo, le será más o menos posible liberar energía en uno u otro sentido de las fuerzas intervinientes.

Causales psicológicas: según las tendencias o facultades psicológicas el sujeto se exteriorizará con una mayor liberación de energía o se exteriorizará a través de las disposiciones de las resistencias.

Luego cada aspecto gráfico debe ser analizado acorde ésta dinámica de distribución de fuerzas a la que hemos dispuesto en llamar Sistema ADF (Análisis de Distribución de Fuerzas), siguiendo una metodología científica de análisis de causa raíz (ACR) de cada aspecto gráfico.

Deja un comentario